EFEEstocolmo

El rey Carlos Gustavo de Suecia entrega este martes los Premios Nobel, envueltos en polémica por el galardón de Literatura al austríaco Peter Handke, en una ceremonia contra la que se han anunciado protestas.

La Academia Suecia -que decide el premio de Literatura- decidió darlo este año a Handke, criticado por sus posiciones proserbias en las guerras de los Balcanes de los años noventa y que asistió al funeral de presidente serbio Slobodan Milosevic, fallecido mientras era juzgado por crímenes de guerra.

El malestar se expresará en la calle con dos protestas: una pequeña y simbólica ante la Sala de Conciertos de Estocolmo, donde a las 15.30 GMT se entregan los Nobel, y otra posterior en la que participarán supervivientes de la matanza de Srebrenica (1995) y representantes de la asociación de madres de esa ciudad.

Ese mismo malestar se sentirá en la ceremonia por las ausencias. Albania y Kosovo han dicho a sus embajadores que no asistan y tampoco lo hará el exsecretario y miembro permanente de la Academia Sueca Peter England, que ha boicoteado toda la semana de actos.

El revuelo ha eclipsado al resto de galardonados, entre ellos la escritora polaca Olga Tokarczuk, Nobel de Literatura de 2018, premio que el año pasado quedó en suspenso ante la crisis que atravesaba la Academia, salpicada por un asunto de abusos sexuales.

Además, estará en el escenario la segunda mujer Nobel de Economía, la francesa Esther Duflo -por su nuevo enfoque en la lucha contra al pobreza-, y el laureado más anciano de la historia, el alemán nacionalizado estadounidense John Goodenough, que a los 97 años recibe el premio de Química por ser uno de los padres de las baterías recargables de litio.

Horas antes, a las 12.00 GMT se entregará el Oslo el premio de la Paz, tal y como decidió en su testamento el creador de los galardones Afred Nobel, que en esta ocasión es para el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, por sus esfuerzos en favor de la paz y la cooperación internacional.

Los premiados reciben una medalla y un diploma, además de un certificado monetario de 9 millones de coronas suecas (831.000 euros, 912.000 dólares) por categoría, a repartir entre los galardonados. EFE

cr/fr