EFEMadrid

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Cultura y Deporte, la declaración del Real Taller de Aserrío de Valsaín, en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), como bien de interés cultural (BIC) en la categoría de monumento.

Según ha informado este martes Cultura, este aserradero, enclavado en el monte Matas de Valsaín, constituye "una excepcional muestra de la arqueología industrial del siglo XIX en nuestro país", además de que su buen estado de conservación ha sido otro de los factores que han motivado su declaración como BIC.

El Real Taller de Aserrío de Valsaín es, a su vez, un elemento integrante del patrimonio histórico español, como inmueble de interés histórico e industrial, según lo establecido en la Ley de Patrimonio Histórico Español.

El real decreto aprobado por el Gobierno supone el paso definitivo de protección, después de que el Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes, incoara el expediente el pasado diciembre de 2021, implicando ya un reconocimiento y salvaguarda de este monumento.

Considerado una muestra de diseño e instalación industrial ejemplar, el aserrío fue construido específicamente para la maquinaria que iba a albergar bajo el patrocinio de la casa real en 1884.

Posteriormente, su titularidad pasó a Patrimonio Nacional, recuerda Cultura, que destaca que en 1983 se transfirieron las instalaciones del aserradero, así como de los Montes de Valsaín en los que se ubican, al Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Icona).

Finalmente, se integró en el actual Organismo Autónomo Parques Nacionales, adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

La delimitación del BIC coincide con el área del inmueble principal, la chimenea y el depósito de agua situado entre ambos. Ninguna de las actividades derivadas de la producción llevada a cabo en el aserrío moderno que colinda con las instalaciones del inmueble a proteger trascenderán los límites establecidos por esta declaración.

Estos límites han buscado compaginar la protección efectiva del inmueble del antiguo Real Aserrío de Valsaín con el no entorpecimiento de las labores que posibilitan el correcto funcionamiento de las instalaciones modernas.