EFEMadrid

“El viaje a ninguna parte”, dirigida y protagonizada por Ramón Barea, será la obra que dará el pistoletazo de salida a los actos que el Teatro Fernán Gómez dedica al centenario del cineasta, dramaturgo y escritor que da nombre a esta sala, que se prolongarán hasta el próximo 31 de diciembre.

Barea ha construido una obra “muy cuidada”, que “mantiene la esencia” de la novela original y el espíritu de su autor. “El texto ha sobrevivido a una radionovela, novela, película y teatro, han sobrevivido el texto original y los diálogos, no se han cambiado con el paso del tiempo, por lo que quien vea la obra reconocerá la mirada, el sentido del humor del propio Fernán Gómez”, recalca el actor bilbaíno.

La obra, que se podrá ver hasta el próximo 3 de octubre y que posteriormente se irá de gira por España, es una coproducción entre el Teatro Arriaga, de Bilbao, y el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa, de Madrid. La idea de llevarla a cabo, según cuenta Barea, había surgido años antes, “en tiempos de no pandemia y sin saber que era el centenario de Fernando”, señala riendo.

“Al principio nace como un homenaje a su figura, pero, cuando empezamos a trabajar en la obra, Calixto Bieito (director del Teatro Arriaga) se dio cuenta de que este año era el centenario, así que recondujimos la obra, no solo para homenajearle a él sino también a nuestro oficio y al mundo del teatro”, explica.

Por lo que esta nueva versión está firmada en conjunto con Ignacio del Moral, el mismo dramaturgo que se ocupó de hacer la adaptación de dicha novela años antes. “Pensé que la adaptación de Ignacio era muy fiel a la novela, y en seguida le llamé para proponerle trabajar juntos, le propuse algún cambio de unos capítulos que él tenía por otros que no y aceptó. Nos entendimos muy bien y rápido”, aclara el bilbaíno.

“El viaje a ninguna parte” trata sobre la forma de ejercer la profesión de cómico, en una pequeña compañía ambulante. “Habla de un oficio vocacional, un pequeño mundo de vida y resistencia”, agrega Del Moral.

Además de capitanear la dirección de la obra, Barea da vida a don Arturo, el primer actor y director de la compañía, que es el mismo personaje que interpretó el propio Fernán Gómez en su película de 1986.

Junto a él está Patxo Tellería, que se mete en la piel de Carlos Galván, hijo de Arturo y personaje central que sirve para vehicular toda la historia, Mikel Losada, Itziar Lazkano, Irene Bau, Aiora Sedano, Diego Pérez y, por último, Adrián García de los Ojos, que se ha encargado de la música del espectáculo.

“Para nosotros era un reto interpretar un texto que es un clásico, que hay referentes de todo tipo, íbamos con temor, pero luego, conforme avanzaba la obra, le quitamos el miedo y estamos orgullosos de nuestro trabajo que es digno de la memoria de Fernando”, señala sobre la función Tellería.

Además de esta obra, el Teatro Fernán Gómez tendrá también un ciclo de cine en el que se proyectarán durante el mes de octubre las cintas “El extraño viaje” (1964) y “La lengua de las mariposas” (1999).

Y en diciembre, José Sacristán presentará su adaptación “El hijo de la cómica”, una dramaturgia a partir del primer volumen de “El tiempo amarillo”, las memorias de Fernán Gómez, quien será interpretada por el propio Sacristán y otros actores que compartieron vida y experiencias con el cineasta.