EFEPraga

Los 62 artistas del ensamble de ópera del Teatro Nacional de Praga entraron este lunes en cuarentena, después de que algunos miembros dieran positivo en coronarivus, informó el director de la entidad cultural, Jan Burian.

"Nuestros espectadores saben que estas cosas ocurren (...) y es preciso hacer cambios en el programa", señaló Burian en declaraciones a la emisora Radiozurnal.

"Hemos conseguido acordar con la autoridad de sanidad recortar el período (de 14 días) de cuarentena en cuanto los test sean negativos", añadió.

A raíz de la situación creada, se ha sacado del programa la ópera "Libuse", del compositor checo Bedrich Smetana, que será sustituida por una selección de conocidas arias de óperas checas, mientras que otras obras conocidas, como la "Rusalka", de Antonin Dvorak, o "Jenufa", de Leos Janacek, serán interpretadas con adaptaciones.

Al mismo tiempo, el teatro recurrirá al personal de otros escenarios.

La capital checa ha registrado en agosto los mayores brotes de coronavirus del país centroeuropeo y ha sido declarada "zona naranja", segundo grado de riesgo de infección en un sistema de alertas de tres niveles.

Según este sistema "semáforo", Praga es el único lugar de la geografía checa donde existe actualmente riesgo de contagio.

El Teatro Nacional ha tenido que suspender 400 funciones entre marzo, cuando estalló la pandemia, y el 2 de julio, lo que ha supuesto una pérdida de ingresos de casi 5 millones de euros, mientras que las pérdidas estimadas para el conjunto del año, tras las medidas de ahorro, se estiman en 7,2 millones de euros.