EFEMadrid

España ocupa el primer lugar como destino de viajes a festivales de música en vivo, un sector en el que ha crecido a un ritmo del 70 % anual en los tres últimos años, según indicó a Efe el presidente de Spain Live Music -la asociación del turismo musical en España- Iñaki Gaztelumendi.

Además, España ha pasado a ese número uno desde el quinto lugar en el que se encontraba hace tres años.

La mayoría de los turistas de festivales llegan desde el Reino Unido (43 %), Francia (9 %), Irlanda (6 %) y Estados Unidos (6 %) y son unos viajeros que gastan en España una media de 300 euros (340 dólares) frente a los 282 euros (320) que dejan en Hungría o los 280 (318) que gastan en Croacia, y son también los británicos los que ocupan el primer lugar, pues dejan una media de 370 euros (420) por persona en España.

Aunque en general el camping es el alojamiento más habitual de los asistentes a festivales, en España está adquiriendo cada vez mayor importancia el hotel, sobre todo en las grandes ciudades como Madrid, donde el 57% de estos viajeros se alojaron en un hotel en 2018 o Barcelona (56%).

Los datos de la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) indican que 26,6 millones de personas asistieron a eventos de música en vivo en España (+4,9 %) en 2017, eventos en los que se recaudaron 328,89 millones de euros (373 millones de dólares, un 10,50 % más que el año anterior).

Por regiones, fue Andalucía la que más asistentes a festivales recibió (el 19 %, un 4,39 % de aumento), seguida por Cataluña (el 17 % y un 1,82 % menos) y Madrid (15,8 y 9,3 % más).

Spain Live Music es la organizadora, junto a Fitur y a la Asociación de Promotores Musicales (APM), de la sección monográfica Fitur Festivales que está presente en la Feria Internacional de Turismo de Madrid por segundo año consecutivo.

Según Gaztelumendi, una de las novedades más destacables es que "las agencias de viajes y los turoperadores están incorporando propuestas relacionadas con la música en vivo" y que muchos de los operadores de festivales han ido añadiendo a su oferta, además de la venta de entradas, otros complementos como el alojamiento.