EFERío de Janeiro

El feminismo, el baile funk de favela, la colonización y la poesía fueron los protagonistas del encuentro de las ferias literarias celebrado este lunes en el Museo de Arte de Río de Janeiro.

Un día después del fin de la Fiesta Literaria Internacional de Paraty (FLIP), la feria más importante de las letras en Brasil, Río de Janeiro celebró el 'FLIP-Flup', un encuentro con la Fiesta Literaria de las Periferias, la Flup, como un aperitivo a la cita de la literatura de las favelas que se celebra en octubre.

El evento se convirtió en un debate multitudinario en el que invitados y público conversaron sobre el colonialismo, el arte y el feminismo, y que también contó con algunas actuaciones como recitales o acciones teatrales con aires reivindicativos.

Entre los invitados al encuentro destacaban nombres como el de la autora alemana Nina George, la dramaturga brasileña Grace Passo, el exdirector del Museo Reina Sofía Juan Manuel Bonet y el músico Quito Ribeiro.

El encuentro organizó cuatro mesas de debate en el que diferentes invitados discutieron sobre el olvido de los acervos de los museos, la música, la diversidad del feminismo y la reivindicación del feminismo negro.

Uno de los momentos más laureados del día fue un taller de baile funk, un estilo de danza característico de Río de Janeiro que consiste en movimientos eróticos y que se asocia a las favelas.

Decenas de mujeres se animaron a bailar el famoso "cuadradinho", un paso de twerking, como símbolo de "descolonización de los cuerpos" y criticaron que "toda cultura negra asociada a la sexualidad" se considere "de bajo nivel".

En cuanto a la colonización, uno de los aspectos sobre el que se orientaron los debates, el director del Museo de la República de Brasil, Mario Chagas, explicó que "no se limita únicamente a un periodo sino que se reproduce cada vez que surge un discurso que se impone sobre otro".

Una forma de "dominación" que el director ve reflejada en el "peso" del sur de Brasil sobre el noreste y en el de la zona sur de Río de Janeiro sobre las favelas o incluso en el que tienen los hombres sobre las mujeres.

Para Chagas, no es suficiente con denunciar el proceso de colonización que se ve reflejado en grandes museos como el Louvre de París o el Museo Británico de Londres sino que es necesario que este tipo de museos realicen anuncios desde otra pespectiva.

Por su parte, Bonet, exdirector del Museo Reina Sofía de Madrid, también subrayó la presencia del colonialismo en las obras de todos los museos españoles y añadió que algunas de las obras más importantes que se pueden reconocer en la historia de España están hechas en Argentina, México y Brasil.