EFEBarcelona

El director Fernando Colomo, que presenta en el BCN Film Fest su última película, "Poliamor para principiantes", cree que, en plena pandemia, "la comedia es un género que nos ayuda a seguir viviendo".

En una entrevista con EFE, Colomo subraya que "el humor es tan necesario en la vida que sin él carecería de sentido" y añade que "en toda obra de arte, de literatura, de alguna forma tiene que haber humor, sea sutil, ironía, sarcasmo o comedia desenfadada, pero el humor es necesario para vivir".

Director de filmes como "Tigres de papel", "La tribu", "Bajarse al moro", "La vida alegre" o "El efecto mariposa", Colomo piensa que nunca ha hecho comedia de manera muy consciente.

"En mis primeras películas -recuerda- ni siquiera pensaba que fueran comedias; y siempre he tratado de hacer películas diferentes y probar estilos distintos, pero repetidamente hay un elemento en común, el sentido del humor, que me sale de manera natural y cuanto menos lo busco creo que queda mejor".

En "Poliamor para principiantes", que se estrenará el próximo 21 de mayo, Satur (Karra Elejalde) y Tina (Toni Acosta) son un matrimonio en el que ella aporta el dinero y él se ocupa de la casa y el niño, Manu (Quim Ávila), que tiene 28 años y es un mediocre youtuber.

Satur convierte a su hijo en "El ranger del amor", un exitoso youtuber enmascarado defensor del amor romántico que se enamora perdidamente de Amanda (María Pedraza), pero Manu no sabe que Amanda es poliamorosa.

La historia de la película, explica Colomo, surgió de una reseña de su película anterior, "Isla Bonita", en la que la crítica hablaba del poliamor y, tras documentarse, le pareció un tema interesante y fue así como construyó un guion en el que el poliamor surgiera de manera natural.

La película se rodó, recuerda el cineasta, en plena pandemia, en octubre y noviembre, durante la segunda ola: "El rodaje tuvo lugar en la isla Villacañas, un embalse en Cáceres, donde construyeron "una especie de burbuja para evitar que entrara o saliera nadie de Madrid, que entonces estaba en un momento crítico de infección y fue como una especie de encierro que ayudó a crear un buen clima en el equipo".

El filme subvierte los roles tradicionales de género en la familia, reconoce Colomo, pues en este caso "el padre es el mejor amigo de su hijo, porque es el que le ha cuidado, mientras que la madre es la que aporta el sustento y es una mujer muy activa".

Habla el filme también de la dificultad de independizarse de los jóvenes, con "esa generación de 30 años que ha pasado de una crisis a otra, sin posibilidad de desarrollarse vitalmente".

"Poliamor para principiantes" es también, a decir del director, "un canto al amor en todas las formas y manifestaciones".

Desde el guion, Colomo pretendió que fuera una historia muy abierta, que "contempla la posibilidad del amor romántico, pero se abre a nuevas formas de amor, no a la pareja tradicional, al concepto acuñado desde tantos siglos de la media naranja, sino que plantea otras relaciones estables y éticas, al margen de la relación binaria".

Para Colomo, "el poliamor tiene ventajas, ayuda al no enquistamiento de una pareja, pero al mismo tiempo multiplica los problemas de una pareja convencional, tienes que atender a varias personas, han de tener una agenda muy organizada, llegar a acuerdos y compromisos para completar esa agenda y también para repartir el amor o el cariño".

Por los contactos que Colomo hizo con personas poliamorosas y asociaciones, "el poliamor es heredero de las comunas hippies, el intercambio de parejas y las relaciones abiertas, pero dota de una estructura, de una estabilidad a esas relaciones, y son personas con un gran sentido de la ética".

Colomo quiso asimismo "un reparto intergeneracional" que combina actores veteranos como Karra Elejalde, Toni Acosta o Luis Bermejo con artistas jóvenes como Quim Ávila o María Pedraza.

Colomo tiene ya en mente una nueva película y ya está trabajando en un guion: "Será una comedia, pero bastante distinta a las que he hecho hasta ahora", avanza.

Al director, que además de cine ha hecho televisión y publicidad, le gustaría hacer alguna serie televisiva, porque "la tele te permite desarrollar mejor el proyecto, es como una carrera de fondo".

Considera que "en los últimos años la televisión se ha dignificado y ahora hay un nivel altísimo gracias a las nuevas plataformas" y advierte que "España vive, a pesar de la pandemia, un momento audiovisual muy bueno".

El éxito de series españolas en esas plataformas es un cambio con respecto al pasado: "Siempre hemos tenido una limitación con el idioma al no poder entrar en los países anglosajones, pero ahora se están viendo películas como 'Bajo cero' que acumulan audiencias de 44 millones de personas y es una película rodada íntegramente en español".

Jose Oliva