EFECartagena (Colombia)

El Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (Ficci) cerró este miércoles con el estreno mundial del documental "La vida en un baile", una película que cuenta la historia del bailaor español David Morales y que fue dirigida por la hispano-venezolana Blanca Elena Rey.

Este Ficci, que por las restricciones impuestas por la pandemia de la covid-19 se denominó en este 2021 como Interruptus, concluyó su serie de proyecciones con la presentación este filme en el que el artista flamenco revela su trayectoria como bailaor, arte que desempeña desde los 3 años.

La cinta hace un recorrido por los eventos que han marcado la vida del artista y trata de reivindicar al pueblo de La Línea de la Concepción de donde es oriundo Morales.

NO SERIA BAILAOR SIN LA FAMILIA

Durante los 87 minutos que dura la cinta que se desarrolla en La Línea de la Concepción, el artista destaca la importancia que para él tiene la familia.

"Mi percepción de la familia es mi prioridad ante la familia y yo sin mi familia no sería bailaor", dice Morales, quien asistió a la proyección.

Confiesa que en su casa les gusta mucho la fiesta, "allí se celebra cualquier cosa un cumpleaños, un bautizo, una feria, una verbena, da igual, dura dos o tres días", pero que pese a este ambiente festivo, aparte de él, en su familia, "no hay ningún artista".

Morales recordó que de niño, cuando comenzó a bailar a los 3 años, la danza era como un juego, "no entendía lo que estaba haciendo".

Dice que a diferencia de los demás niños quienes practicaban otras disciplinas artísticas o deportivas, a él su madre lo "apuntó" al baile.

"Aunque nunca se lo reproché a mis padres confieso que yo nunca jugué de niño, cuando lo hice fue primero con mis sobrinos y luego con mis hijos, porque yo la infancia que tuve fue rodeado de mayores", asegura.

40 AÑOS DE VIDA PROFESIONAL

A los diez años hizo su primera gira internacional, pasó por Arabia Saudí, Reino Unido y Holanda. La prensa lo calificó como el niño de los pies de oro y desde entonces ha recorrido más de 20 países en cuatro continentes.

Morales celebró sus 40 años de vida profesional con una gira por Colombia donde presentó su espectáculo Mirando al Sur en el que realiza un recorrido por los momentos más significativos de sus tres últimos espectáculos: "El Indiano, bailes de ida y vuelta"; "Lorca, muerto de amor" y "Amor en libertad".

GOLPEADO POR LA PANDEMIA

Dice que los cierres que impuso la pandemia "impactaron muchísimo al flamenco en España", pero hoy cuando se está regresando a los escenarios se ha encontrado con la felicidad de la gente por poder volver a disfrutar del espectáculo de este baile.

Asegura que "lo importante es que todo se está bajando y que la situación se está mejorando", pero confiesa que cree que "la pandemia no hizo a la gente mejores personas: la pandemia nos ha maltratado pero vamos a seguir siendo las mismas personas que éramos hace tres años".

La presentación de la película estuvo acompañada con una muestra de baile en la que el artista bailó acompañado por músicos locales en un proceso que Morales denomina "hermanamiento".