EFEMadrid

Para Fetén Fetén, dúo de gran predicamento en la música tradicional en España, "están pasando cosas buenas" en el ámbito del folk, "como Guitarricadelante", uno de los muchos invitados de su ambicioso nuevo disco junto a Bunbury, Rozalén o Coque Malla, aunque en ese "boom" advierten a la vez de "cierto oportunismo".

"Guitarricadelafuente es de lo mejor que le ha pasado a España en los últimos años, porque logra que la Generación Zeta oiga canciones de Labordeta, pero hay veces en que esta música se está mezclando con otras cosas de una manera que no es correcta. Hasta para desectructurar una tortilla hay que tener huevos y aquí, como en el flamenco, hay claves que hay que conocer", señala a Efe Diego Galaz, miembro de la formación burgalesa junto a Jorge Arribas.

La suya es una opinión acreditada por más de una década de trabajo para evitar la extinción del acervo musical del país, con cuatro discos en el mercado, a destacar "Cantables" (2016), en el que por primera vez añadieron letras y voces a sus composiciones de la mano de artistas como Julieta Venegas, Natalia Lafourcade o Jorge Drexler, logrando 12 millones de reproducciones en Spotify.

Ahora, "recuperada la ilusión" de aquel proyecto que tenía algo de "adrenalínico" en la búsqueda de colaboradores muy conocidos, y tras el impás del álbum instrumental "Melodías de ultramar" (2018), acaban de lanzar "Cantables II", una apuesta redoblada en la que han conseguido reunir las voces de Fito y Fitipaldis, El Kanka, Luisa Sobral, DePedro o La M.O.D.A. hasta sumar 16 colaboraciones.

"Hemos crecido mucho desde 'Cantables', cuando igual pecamos de inseguridad y hubo cosas que dejamos de hacer porque se nos quedaban grandes. Además, estuvimos en manos de una multinacional y nuestro disco coincidió con otros, por lo que no tuvo mucha repercusión. Pero sobre todo tenemos más madurez musical y hemos abierto el melón de otros colores", considera uno de sus autores.

De la mano otra vez del productor y letrista Sebastian Schon, en este trabajo se conjugan ranchera, vals, chacarera, bolero, son, milonga, salsa e incluso fado para atravesar la tradición de México, Argentina, Venezuela o España, pero también la de Francia y Portugal, poniendo en evidencia una identidad cultural felizmente contaminada y compartida.

"Es la clave de lo que hacemos, porque la música tradicional es toda de ida y vuelta. Es imposible entender la música en España sin la latinoamericana y viceversa, igual que sin lo que llegó por el Camino de Santiago, como el acordeón, que nos hizo bailar agarrados", subraya Galaz.

El acordeón vuelve a ser, de hecho, uno de sus dos instrumentos principales junto con el violín, pero además suenan otros como la zanfona, la mandola o, directamente desde Bulgaria, el kaval, amén de esos menos convencionales como el serrucho, el bote de lata de pimentón, que se toca en Extremadura, la botella de anís o el pandero cuadrado de Peñaparda (Salamanca).

Cuentan que algunos de los géneros del disco llegaron inspirados por sus autores, como Fito Cabrales, que lo dio hecho al inventar durante una comida el término "Borranchera" (como se llama la canción que interpreta), o como Bunbury, uno de los nombres que más respeto les daba convocar y que añadió a la sonoridad del banjo y cierto toque "Tom Waits" al repertorio.

El líder de los Fitipaldis, con los que compartieron gira, es de los pocos que repiten respecto al primer "Cantables", además de Rozalén ("Nuestra hermana pequeña", dicen de ella) y el argentino Kevin Johansen ("Es inevitable que esté, porque convergen demasiadas cosas en común", cuenta).

"Hubiéramos repetido con todos, como con Drexler o Lafourcade, pero había que abrir el abanico", argumenta Galaz, antes de citar otras figuras con las que les gustaría trabajar en el futuro, como Rodrigo Cuevas, Tanxugueiras o Vetusta Morla, con los que coloraboraron en directo en el último festival Sonorama. "A raíz de ese concierto me atrevo a decir que estarán en un 'Cantables III'", pronostica.

El carácter transversal de su actual álbum es asimismo generacional, ya que además del citado Guitarricadelafuente, cuentan con el jovencísimo dúo francés Isaac & Nora o con la española Rita Payés. "No hay mejor noticia para la música tradicional que haya gente joven que la represente", celebra el dúo.

Sería más bien "un sueño" verles sobre el escenario con "este plantel", reconocen sobre la complejidad de armar una gira así. Sea el que sea el formato, Fetén Fetén ya tienen cerrado un concierto el 16 de enero en Madrid dentro del ciclo Inverfest.

"Y seguiremos defendiendo la música instrumental, porque todo este proyecto no tendría sentido si no siguiéramos yendo a los pueblos a tocar pasodobles", apostillan.

Por Javier Herrero.