EFEMadrid

A Paco de Lucía le gustaba mucho cómo su amigo de la infancia José Luis Marín tocaba por rumbas el estándar de Frank Sinatra "Fly me to the moon" y aseguraba que algunos de sus acordes están detrás de la que fue la pieza más popular del gaditano, "Entre dos aguas", "solo que el punteado es doble".

Esa es una de las revelaciones que contiene "Paco de Lucía, el hijo de la portuguesa", escrito por otro de sus amigos, Juan José Téllez, que se ha apoyado en los testimonios de amigos, colegas y familiares del algecireño para construir la tercera biografía que escribe sobre él.

"Paco 'deconstruía', como se diría ahora, las falsetas, y eso es lo que pasa con la canción de Sinatra, y también se adivina la similitud melódica en la falseta que hizo para Las Grecas en 'Te estoy amando locamente'", explica Téllez en una entrevista con EFE.

Felipe Campuzano, que entonces "iba junto a Paco en muchas cosas", hizo la melodía para el popular dúo femenino y también compuso para Los Marismeños "Caramba, Carambita", "otro guiño a 'Entre dos aguas'".

La discográfica Philips editó el LP "Fuente y caudal", ocho temas que incluían "Entre dos aguas", en 1973, pero meses después solo se habían vendido 300 unidades y estaba prácticamente descatalogado.

Entonces, el periodista Jesús Quintero, con el apoyo de Gonzalo García Pelayo y periodistas de varias emisoras, se empeñaron en que aquella rumba "se oyera" y convencieron a Philips de que lo lanzaran como "single".

Se editó como "single", con "Aires choqueros" en la cara B y se vendieron más de 300.000 copias. Fue tal su éxito que estuvo 22 semanas en los primeros puestos de las listas de ventas y le permitió a Paco de Lucía ser el primer flamenco que actuaba, en 1975, en el Teatro Real.

Ramón de Algeciras, su hermano, le acompañaba como segunda guitarra y en el bongo su tocayo, el peruano José Sánchez, Pepe Ébano, que ya habían colaborado en "Te estoy amando locamente".

El disco, añade, fue el resultado de una "jam session", por completo inusual en el flamenco: "Ya había acabado de grabar 'Fuente y caudal' y al productor le parecía que faltaba algo. Entonces Paco cogió la guitarra y empezó a trastear, improvisando, y salió esa música que conoce medio mundo", resume Téllez.