EFEBarcelona

La Fundación Joan Brossa evoca en su sede barcelonesa la primera exposición de poesía concreta, que tuvo lugar en Lleida hace cincuenta años, en la que se pueden ver obras del propio Brossa, Guillem Viladot y Josep Iglésias del Marquet.

Manuel Guerrero, Pau Minguet y Jesús Navarro, comisarios de la exposición, han destacado que la muestra es una coproducción de la Fundación Guillem Viladot (Agramunt), el Museo Jaume Morera (Lleida) y la misma Fundación Joan Brossa y ofrece "una versión ampliada de aquella de 1971 en la Petite Galerie de l’Alliance Française".

En esta recreación se han añadido, han subrayado los comisarios, una selección de obras de los tres creadores, algunas de ellas inéditas, que se enmarcan en la década de los años setenta.

La exposición primigenia reunió poemas de los tres creadores que, a pesar de tener trayectorias diferentes, gracias a las relaciones internacionales o españolas, habían llegado a la poesía concreta o visual.

El título de la muestra, "Poesía concreta", situaba a lospoetas expuestos dentro del movimiento nacido en Brasil y en Europa a principios de los años cincuenta; un tipo de poesía visual heredera fiel del dadaísmo, que reivindicaba, por un lado, la validez de todos los materiales en poesía y la independencia de la letra como un material más, y, por otra parte, el arte concreto.

El proyecto expositivo que presenta la Fundación Brossa, arrancó en plena celebración del centenario de Joan Brossa durante 2019 y también quiere conmemorar el 20 aniversario de la muerte de Viladot y el 30 aniversario del fallecimiento de Iglésias.

Con la incorporación de nuevas obras, se contextualizan todas las facetas de estos tres creadores singulares, al tiempo que se documenta el momento preciso de la eclosión de la poesía concreta en Cataluña.

En la exposición, que se podrá ver en la fundación hasta el próximo 18 de julio, se exhiben unas 150 obras, entre ellas tres carteles inéditos de Joan Brossa de 1972 de contenido político; una selección de las "Postales norteamericanas para una chica de Barcelona" de Iglésias del Marquet, expresión única de "mail art"; y la colección de ediciones de poesía experimental "Lo Pardal", proyecto liderado por Viladot.

Organizado en cinco ámbitos, la exposición reúne 150 piezas, entre poesía visual, obra gráfica, libros de artista, libros y otros documentos de la época.

En un primer espacio se reconstruye, en una habitación cerrada, la muestra sobre poesía experimental que Brossa, Iglésias del Marquet y Viladot hicieron en Lleida en 1971, enriquecida con catálogos, carteles, fotografías y críticas coetáneas en los medios; y en los tres ámbitos siguientes se muestran obras de los tres creadores.

De Brossa se exhiben libros de artista, publicaciones, series de poemas visuales como "Septeto visual" u "Ocho pósteres poema"; libros de poesía visual como "Poemas para una oda"; libros de artista con colaboraciones, como "Nocturno matinal", con Antoni Tàpies, e incluso tres pósteres poema inéditos de contenido político editados en Mataró en 1972.

En el ámbito de Iglésias se han seleccionado composiciones de poesía visual y collages de principios de los setenta, y una compilación de sus "Postales norteamericanas para una chica de Barcelona".

De Viladot se exponen varias series de collages y obra gráfica próxima a la poesía visual, como "Diario 72", "Lays 77" o "5+1 lays concretos de homenaje a Antoni Tàpies" y también algunas publicaciones de poesía experimental de principios de los setenta.

El último ámbito de la retrospectiva, ubicado en la primera planta de la Fundación, está dedicado a la aventura editorial de Guillem Viladot que, con la colaboración de Iglésias del Marquet, emprendió en el campo de la poesía experimental con el sello Lo Pardal.

Entre los libros y otras publicaciones que se han reunido destaca el ejemplar censurado del poemario "Maneres" de Joan Brossa, del año 1976.