La Fundación Mapfre reabre mañana martes su sede de Madrid con la exposición “Rodin-Giacometti” con aforo reducido a un tercio y entrada gratuita para personal sanitario, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y bomberos como agradecimiento a su trabajo de los últimos meses.

La exposición, que plantea paralelismos y disparidades entre estos dos grandes autores de la escultura moderna apenas estuvo cinco semanas abierta y se ha prorrogado hasta el 23 de agosto.

La sala de exposiciones ha acondicionado su espacio a las medidas de seguridad contra la epidemia del COVID-19: reabrirá con un tercio de aforo, uso obligatorio de mascarillas, dispensadores de gel hidroalcohólico y sin consigna, audioguías, visitas guiadas y folletos.

Entre las obras que se pueden ver en la muestra se encuentran al "Monumento des Bourgeois de Calais" de Rodin o “El Hombre que camina” de Giacometti, aunque esta última solo se expondrá hasta finales de junio y luego viajará a París para formar parte de una exposición, según señala la fundación en una nota.

En total son doscientas esculturas, fotografías y dibujos, que refleja como ambos escultores tuvieron, pese a no conocerse, temas comunes, y se dedicaron a retratar las emociones humanas.

Fundación Mapfre, que ha tenido que retrasar la apertura de su nuevo centro en Barcelona por la crisis sanitaria, quiere agradecer al personal sanitario, miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Bomberos su labor contra la COVID-19, para ello ofrece a cada miembro de este colectivo dos entradas gratuitas, que podrán obtener al mostrar su identificación.

La fundación, que también reabre la sala de su exposición permanente dedicada a Miró, cuenta con nuevo horario, ampliado hasta las 21.00 de la noche.