EFEMadrid

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, ha lamentado este miércoles que "en nuestro patriotismo se tiene más en cuenta la palabrería que las palabras, nuestras palabras", y ha destacado que gracias a los fondos europeos van a permitir "una imprescindible transformación tecnológica".

Así lo ha expresado el director del Cervantes durante su intervención en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, donde ha presentado la dotación a esta institución del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 y ha recordado que la situación "difícil viene de lejos".

En concreto, ha explicado, esto ocurre desde que en 2010 sufrieron un recorte de 10 millones y en el 2013 de 30 millones de lo que el Estado español invierte en la defensa de su lengua y su imagen cultural en el mundo, "su imagen más poderosa".

"Es un asunto de todos. Por desgracia en nuestro patriotismo se tiene más en cuenta la palabrería que las palabras, nuestras palabras. Esto ha hecho que la Institución se resienta y que muchos profesores o trabajadores hayan encontrado con facilidad destinos mejores", ha dicho sobre esta reducción de profesores, de 1.116 en 2012 a 926 en 2020.

Pero García Montero se ha mostrado positivo y ha explicado que aunque la situación es difícil -con unas pérdidas de 22 millones de euros al cierre de 2020 debido a la pandemia- será "soportable" gracias a la partida presupuestaria, los fondos europeos y sus propios ingresos, aunque estos debido a la crisis están sufriendo caídas, ya que -como ha sucedido hoy en Italia- se están suspendiendo los exámenes DELE, una de sus principales fuentes de ingresos.

"Vamos a salir adelante aunque los tiempos sean difíciles", ha matizado.

Según ha detallado durante su intervención, el Proyecto de Ley PGE 2021 del Instituto Cervantes contempla créditos por importe de 173,8 millones de euros, que implican un incremento de 49,9 millones de euros, lo que supone una variación al alza de un 40,3%. Una cantidad que resulta de la suma de dos programas.

En primer lugar está el Programa 144A: Cooperación, promoción y difusión cultural en el exterior, con un importe total de 126,2 millones de euros, que es el programa presupuestario en el que habitualmente se enmarca la actividad del Cervantes. "Subimos un poquito: 2,2 millones", ha informado. "Una modesta subida", según ha definido.

Pero, "como novedad en este año", ha continuado, se cuenta con el Programa 140A: Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, financiado con fondos de la Unión Europea, con un importe de 47,7 millones de euros, que va a permitir al Cervantes, en palabras de su director, "abordar una imprescindible transformación tecnológica".

Y con esta partida, el proyecto más importante que se llevará a cabo será el de abordar el Plan Digital de enseñanza y difusión de la cultura y lengua española en el exterior, por importe de 39,67 millones de euros.

"Pretendemos utilizarlo para analizar y desarrollar el potencial de las tecnologías de la información, ordenando las sucesivas medidas de actuación en el ámbito digital en los distintos sectores de actividad del Instituto y definiendo así las pautas de crecimiento y adaptación a medio y largo plazo. La pandemia ha puesto de manifiesto que este nuevo contexto es más necesario que nunca", ha afirmado.

En este sentido, García Montero ha recordado que la tarea de la institución es "la diplomacia cultural", y por eso son "muy conscientes de que la lengua es una de los valores económicos más importantes con los que cuenta nuestro país, ya que el 10 % del PIB del planeta habla en español". "No sé si España como sociedad es consciente de ello", ha lamentado.

Durante su intervención, el poeta granadino ha detallado también que con el Programa 144A de Cooperación, Promoción y Difusión Cultural en el Exterior harán efectivo el inicio de actividades en el recién creado centro de Dakar y el lanzamiento del proyecto de Los Angeles.

"Vamos a salir adelante, aunque los tiempos sean difíciles. Difíciles para el abrazo y la vida en común, los vínculos que suponen y necesitan de raíz la cultura y la enseñanza de una lengua. Por eso, desde la humilde perspectiva del Instituto Cervantes les pedimos, señorías, que estos presupuestos elaborados para el 2021 sean aprobados", ha pedido García Montero a los diputados de esta comisión.

Por último, el filólogo ha denunciado que en España no se ha "asumido la importancia de la cultura como valor esencial".

"En este momento, donde me parece que los espacios públicos deben ser muy consolidados, la cultura es lo único que permite que los espacios públicos fortalecidos no deriven en tentaciones totalitarias. De nada me sirve un Estado muy amparador si acaba con las libertades", ha concluido no sin afirmar que, pese a la crisis provocada por el coronavirus, el Instituto Cervantes se puede "sentir contento con estos presupuestos".