EFEBarcelona

La Generalitat ultima los trámites para que los espacios escénicos y musicales puedan ampliar en Cataluña su aforo actual del 50 por ciento, debido a la pandemia por coronavirus, hasta el 65 o 70 por ciento, según ha indicado este viernes la nueva consellera catalana de Cultura, Àngels Ponsa.

En declaraciones a los periodistas tras inaugurar la Feria del Libro de Ocasión Antiguo y Moderno, Ponsa ha avanzado, asimismo, que espera que el próximo martes el gobierno catalán apruebe una Declaración de la Cultura como Bien Esencial.

En sus primeros días en el cargo, la dirigente política ha indicado que se ha reunido ya con los miembros de la Asociación de Empresas de Teatro de Cataluña (ADETCA), así con la Acadèmia de la Música Catalana para trabajar sobre la ampliación de aforos, entre otros temas.

"Estamos a punto -ha precisado la consellera- de llegar a un acuerdo, aunque queda un último trámite en el Procicat, para que los espacios escénicos y musicales puedan pasar de una ocupación del 50%, como están ahora, al 65-70% de ocupación".

A su juicio, "no hay actos más seguros que los culturales", donde "no ha habido ningún rebrote" en los últimos meses, después de que hayan vuelto a organizarse conciertos o obras de teatro para pequeños auditorios, con todas las medidas de seguridad requeridas por las autoridades sanitarias.

A la vez, ha considerado que el sector cultural debe readaptarse al reinicio de las actividades, igual que están haciendo otros sectores.

Àngels Ponsa ha indicado que "es muy diferente empezar con un aforo que con otro, y esta ha sido desde el primer momento nuestra voluntad, hacer ver que la cultura es segura".

Está previsto que el lunes se acaben de cerrar los últimos trámites con los departamentos de Salud e Interior, también implicados en esta cuestión.

Respecto a la Declaración de la Cultura como Bien Esencial, la consellera ha señalado que, por ejemplo, permitirá que las librerías, en caso de que empeoren los datos relacionados con la pandemia, puedan seguir abiertas.