EFEPamplona

Los directores Gracia Querejeta y Salvador García Ruiz, que han visitado Pamplona para el rodaje de la serie para TVE, "Ana Tramel", han reivindicado el papel de la cultura durante el confinamiento, “que hubiera sido aún más horroroso sin cultura”.

El rodaje, que comienza estos días, con meses de retraso tras verse paralizado por la crisis del coronavirus, “tiene una cierta complicación añadida”, reconoce Querejeta en entrevista con Efe, ya que “es difícil mantener las distancias en el set de rodaje”.

Sin embargo, las medidas sanitarias son constantes en el aeropuerto de Pamplona, una de las primeras paradas del rodaje de la serie "Ana Tramel" y las mascarillas, el gel y la distancia social son habituales en el set que ha implicado además a 21 profesionales del sector navarro.

También ha afectado a algunos aspectos narrativos. García tenía pensada una escena en la que la protagonista, Ana, interpretada por Maribel Verdú, caminaba por una calle rodeada de gente, “hasta que Gracia dijo: 'pero es que la gente irá con mascarilla, no puedes poner a gente ahí'”.

La trama tiene dos temas principales. Para Gracia, se trata de la historia de “una mujer fuerte que renace de sus cenizas”, Ana (interpretada por Maribel Verdú) y su lucha contra el negocio del juego. Para Salvador, la realidad detrás del juego, una realidad “muy dulcificada en los últimos años”, a juicio del director.

Se considera “muy crítico” con quienes prestan su imagen para anunciar apuestas “como son jugadores, actores o presentadores” y con las artes de este negocio, que “se ve cómo se van extendiendo las salas de juego por barrios humildes y sobre todo cerca de colegios e institutos, atrayendo a los más jóvenes”.

Para Querejeta, que cree que es un tema “muy en boga”, la serie también toca “la lucha desde el punto de vista legal con gente muy poderosa, con más posibilidades de defenderse, y el juego”.

Cree que “cada vez hay más jóvenes enganchados al mundo de las apuestas, del póker, convertidos en ludópatas, una realidad terrible”. Apunta también que esta serie “descubre y pone de manifiesto el problema que está ahí”.

La trama surge del libro "Ana", de Roberto Santiago, quien además ha sido el guionista principal de la serie de televisión que emitirá TVE y que contará con seis capítulos.

Para Querejeta, se trata de una colaboración “que lo ha hecho todo muy fácil, porque además de literatura ha hecho cine, así que sabe que debe haber una distancia entre el guion literario y el visual”.

Admite que “ha habido retoques respecto a la novela, porque hay algunos aspectos que funcionan en lo literario y no en lo visual”, un hecho que Santiago ha sido capaz de visualizar “porque ha estado detrás de muchas películas”.

Sobre la protagonista de la serie, Maribel Verdú, se trata de “una apuesta clara” para Gracia Querejeta y de “un personaje hecho a la medida de la actriz” para Salvador García.

Querejeta pensó que “era la actriz perfecta” para este papel, al que se une haber trabajado en varias ocasiones con ella. Además, Verdú se había leído la novela, “y preguntó que si había una adaptación visual le gustaría ser Ana Tramel”.

El resto del reparto “se ha construido en torno a Verdú, que es la referente y los personajes deben contrastar con ella y con los mundos en los que se mueve ella, sus grupos de amigos, colaboradores”. Es, en definitiva, “una serie hecha a la medida de Maribel”, dice García.

Sobre la situación sanitaria, cree que el parón “ha sido muy grande, hay sectores muy afectados porque han tenido que parar los rodajes una vez empezados, lo que supone un coste enorme”. Pide, por ello, “comprensión y ayudas a la industria, que es cultura”.

García por su parte pide “respeto a la cultura”. Se muestra crítico ante la práctica durante el confinamiento de compartir contenido cultural, “un hecho muy loable, pero que da la sensación de que nos acostumbramos a que esto sea gratis y no es así, lleva un coste”.