EFEAtapuerca (Burgos)

El ministro de Cultura en funciones, José Guirao, ha calificado este jueves las excavaciones del yacimiento de la sierra de Atapuerca, en Burgos, del "mejor ejemplo" y "un modelo a seguir" en investigación, difusión y financiación.

El ministro, que ha visitado el yacimiento, ha sostenido, en declaraciones a los periodistas que el modelo de Atapuerca se debería extender en España a la investigación y la puesta en valor del patrimonio.

Guirao ha recorrido esta mañana, por primera vez, los yacimientos de Atapuerca, acompañado por dos de sus codirectores, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro, y el presidente de la Fundación Atapuerca, Antonio Miguel Méndez Pozo.

El titular de Cultura ha destacado la complejidad de los trabajos que se realizan en estos yacimientos, mucho mayor que la que se da en yacimientos históricos, donde puede haber algún gran hallazgo pero lo fundamental y el marco ya se conoce.

"En yacimientos como los de Atapuerca se va aprendiendo según se va excavando, lo que es más complicado y delicado y requiere trabajar con una suma de investigación, una buena metodología y alta calidad de los investigadores y los proyectos, porque un error puede suponer perder un dato para siempre", ha reflexionado.

Guirao ha incidido además en los esfuerzos que se realizan en Atapuerca para que los resultados de la investigación tengan la máxima difusión posible.

Y ha insistido en que el modelo de financiación de Atapuerca, que combina aportaciones de las administraciones públicas y de empresas privadas "es necesario que se promueva más en España".

El ministro ha hecho esas declaraciones en Cueva Fantasma, un yacimiento que se comenzó a excavar el pasado año, en el que este año se han reforzado los trabajos, y al que Guirao ha llegado recorriendo el sendero botánico que permite tener una visión general de la parte central de los yacimientos de Atapuerca.

La campaña actual, que se presentó ayer, reunirá a unos doscientos investigadores que trabajarán simultáneamente en nueve yacimientos, aunque tras el peritaje de todo el entorno, los directores están convencidos de que "hay trabajo para siglos porque puede haber centenares de yacimientos", según explico Bermúdez de Castro.

En esta campaña se ha optado por retirar algunos investigadores de otros yacimientos para poder formar dos equipos, que suman unas veinte personas, para trabajar en Cueva Fantasma, donde se localizó, en un sondeo, un parietal que puede corresponder a un neandertal, aunque ahora el objetivo es documentar su antigüedad y su entorno, además de buscar nuevos restos.

Otro de los puntos clave de Atapuerca en esta campaña es Gran Dolina, donde están cerca de llegar al nivel TD-6, donde se definió hace años una nueva especie, el Homo Antecessor, y ahora esperan encontrar más restos, dado que se trata de un nivel muy rico, con una superficie por excavar de casi ochenta metros cuadrados.