EFEPalencia

Las obras de construcción de una vivienda unifamiliar en una calle de Palencia han dejado al descubierto seis tumbas romanas del siglo V después de Cristo, lo cual demuestra la existencia de enterramientos en una zona de la ciudad romana hasta ahora desconocida.

"Son tumbas romanas de inhumación, con los esqueletos dentro de las estructuras y un tipo de enterramiento que se denomina a la capuchina", ha explicado este jueves a Efe Arturo Balado, uno de los arqueólogos encargando de las excavaciones.

El hallazgo se produjo hace aproximadamente un mes en la calle Osmundo Margareto, cuando el propietario del terreno y promotor de la obra estaba excavando el solar y se topó con unas tejas grandes "colocadas como si fuesen un tejado".

Los arqueólogos, una vez advertidos por el promotor, comprobaron que se trataba de los restos de una tumba romana y que posiblemente había más, por lo que avisaron del hallazgo a la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

Las excavaciones han dejado al descubierto seis tumbas, tres de ellas en buen estado de conservación, datadas, "casi con toda seguridad" en el siglo V después de Cristo, por lo que se trataría de tumbas tardorromanas, del final del Imperio Romano.

Las estructuras encontradas se construyeron mediante grandes tejas (tégulas) con las que se hacía una especie de casa a dos aguas bajo el que colocaban el cadáver que a su vez situaba sobre otra cama de tejas.

Previsiblemente, la excavación concluirá mañana y una vez realizado el inventario y el informe arqueológico que será remitido a la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, los restos serán depositados en los almacenes del Museo de Palencia.