EFESevilla

El ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha asegurado en su visita al Museo Arqueológico de Sevilla, que será restaurado por un importe global de 20 millones de euros, que "no se trata de alterar las colecciones (de los museos nacionales) sino de sumar colaboración" y que "no hay previsión de traslado de obras, pero sí de colaboración", y ha precisado que los museos "han de evolucionar".

"Que existan museos nacionales es bueno y que los museos nacionales mantengan su integridad también es bueno", ha respondido el ministro a los periodistas que se han interesado por la posibilidad de que una vez que el museo arqueológico de Sevilla esté restaurado -no antes del final de 2025- reciban piezas de otros museos, aunque sea temporalmente.

El Arqueológico de Sevilla "está completo" pero "eso no quiere decir que no se pueda enriquecer en el futuro", ha añadido el ministro antes de insistir en que "no pensamos tanto en movilidad como en compartir, digitalizar y formar parte todos de una red, una red de todos los españoles".

Iceta ha destacado que aunque los colores de los Gobierno andaluz y central son distintos "la vocación de que el museo sea una joya nos une; y cuando encontramos proyectos en los que colaborar somos imbatibles", y ha bromeado: "Hay gente que dice que esto de las autonomías es un lío, pero no es verdad".

"Los museos no están para quedarse como están, han de crecer y evolucionar", ha dicho también Iceta al referirse al Archivo de Indias, que igualmente ha visitado esta mañana.

El Museo Arqueológico de Sevilla, cuya rehabilitación ya se planteó como necesaria hace treinta años, está siendo desalojado con idea de desocuparlo por completo la próxima primavera para que las obras de rehabilitación empiecen antes del fin del año próximo y se acaben en un plazo de tres años, según ha explicado la consejera andaluza de Cultura, Patricia del Pozo, que ha acompañado al ministro.

Ambos han seguido esta mañana las explicaciones del arquitecto que ha diseñado la rehabilitación del edificio, uno de los pabellones más elegantes de la Exposición Iberoamericana de 1929 que, con esta rehabilitación definitiva, prescindirá de algunos elementos de las reformas a que ha sido sometido este edificio que cuenta ya con más de un siglo de historia.

La explicación de la reforma se ha efectuado en una de las granes salas del Museo en la que aún permanecen grandes estatuas de una diosa Diana y del emperador Trajano, dos de las piezas mayores y mas importantes de las casi 700.000 que alberga este museo, muchas de las cuales ya han sido trasladadas a las antiguas naves de Tabacalera, en la localidad sevillana de San José de la Rinconada.

Sólo para la adecuación de estas naves, el traslado y conservación de las piezas se ha de invertir un total de 2,4 millones de euros, mientras que también se adecuaran las salas expositivas del sevillano Monasterio de Santa Inés, en el centro de la ciudad, para que durante los tres años que duran las obras se muestre una selección de las principales obras del Arqueológico -selección que habrá de ser pequeña por el tamaño de muchas de las piezas que conserva este museo-.