EFESan Sebastián

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, es consciente de que su ministerio tiene mucho trabajo por delante, pero cree que la Cultura solo saldrá adelante "si la sociedad así lo quiere, si lo demanda y si exige a todas las instituciones un papel más importante de apoyo".

Tras poco más de dos meses al frente del Ministerio, Iceta prepara medidas para fomentar la Cultura, especialmente entre los jóvenes, asegura que se va a trasponer la directiva europea de los Derechos del Autor y resalta la necesidad de adaptar la legislación laboral y fiscal a las necesidades de los artistas.

Así lo señala en una entrevista con EFE en el Festival de San Sebastián, en la que se muestra encantado de estar apoyando al cine. Llega de ver "Esa pareja feliz", dentro del Año de Berlanga y hace solo unos días estuvo en la Mostra de Venecia.

"La Cultura debe recuperar un papel más protagonista en el conjunto de actividades de nuestra sociedad", afirma con rotundidad. "Mucha gente dice que la Cultura pide, pero la Cultura ofrece".

Y hay que plantearse si se pueden proporcionar las condiciones para que haya mayor presencia y beneficios de las industrias culturales tanto para ellas como para la sociedad, porque "la Cultura nos hace mejores".

AYUDAS SÍ, PERO TRAS GARANTIZAR LA SUPERVIVENCIA

Por eso cree que desde el Gobierno hay que ayudar y su departamento está preparando medidas para fomentar la cultura en el marco del debate presupuestario, sobre todo entre la población más joven.

"Estamos ayudando a todos los sectores, es verdad que todos nos piden todavía más ayuda y mayor compromiso, pero estamos intentando primero que sobrevivan, porque algunos de ellos se han visto muy zarandeados por la pandemia", explica.

Recuerda que recientemente ha lanzado una línea de ayudas a las salas de cine, que se han visto muy perjudicadas por la pandemia y ya han comenzado "debates muy interesantes" en las Comunidades Autónomas para ampliar los aforos.

Y una de las cosas que resalta al hablar de ayudas y subvenciones es que en los planes de recuperación europeos "tanto la Cultura como el Deporte figuran de forma destacada".

"En el caso de las artes audiovisuales y del cine, le vamos a dar mucha importancia a la digitalización", dice Iceta, que apunta por ejemplo el trabajo de recuperación y restauración de viejos originales.

Porque es importante que las productoras internacionales rueden en España, pero lo esencial es "promover nuestra propia industria cultural".

Tras la pandemia, debe haber un renacimiento y eso implica "el compromiso de todo el mundo y también de los poderes públicos, pero sobre todo del público, de los amantes de la Cultura". "Tenemos que animar a nuestros espectadores".

PRESENCIA EN LOS FESTIVALES

Y predica con el ejemplo. Llegó ayer al Festival de San Sebastián y asistió a la proyección de "Maixabel", de Iciar Bollain. Hoy vio "Esa pareja feliz" y mañana entregará el Premio Nacional de Cinematografía 2021 a José Sacristán.

En su opinión, el Festival de San Sebastián está al nivel de Cannes o Berlín, es un lugar que ha ayudado a aumentar el prestigio del cine europeo.

Desde el ministerio y desde el ICAA se trabaja duro en el ámbito del cine y resalta la celebración el 6 de octubre del primer Día del Cine Español.

Será, avanza "una especie de Megadía del espectador" que están preparando con productoras y salas. Y espera que las autoridades públicas se acerquen al cine y que todos recuperemos el amor por cine.

"Yo creo que estamos, a pesar de la pandemia, en un momento dulce, de nuestros guiones, nuestros productores, nuestros actores. Y tenemos que creérnoslo más porque tendemos a minusvalorar inconscientemente el cine europeo y el español y no tenemos nada que envidiar a producciones que tienen mas presupuesto pero que desde el punto de vista de la creación y la calidad de los profesionales podemos compararnos a cualquiera".

Al respecto, se detiene en recordar "Maixabel", una historia sobre las víctimas de ETA y sus responsables, que "demuestra que el cine es capaz de tocar temas absolutamente delicados sobre los cuales a veces ha habido excesivo silencio y de proyectarlos con mucha fuerza con la idea de hacer Justicia, que se sepa la verdad, de reparar pero también de mirar hacia el futuro".

ESTATUTO DEL ARTISTA

Para mirar hacia el futuro, hay que mejorar las condiciones de los artistas, es otro de los objetivos claros del ministro.

"La gente tiene que entender el fondo de la cuestión. La Cultura y las industrias culturales no son como otro tipo de industrias. Tenemos una legislación laboral y de seguridad social y una fiscalidad mas pensada para industrias con ingresos asegurados en el tiempo y mas estables", explica.

Por eso, hay que ajustar la legislación, a través del Estatuto del Artista, para que los artistas puedan seguir recibiendo su jubilación y los derechos de autor que les corresponden, que ambos conceptos sean compatibles.

Hay que "adaptar nuestra legislación a la realidad de las industrias culturales, que es muy distinta pero no menos importante", afirma el ministro, antes de salir corriendo a la siguiente cita, porque asegura que siempre va donde se le reclama.

Alicia García de Francisco