EFETudela (Navarra)

Los términos incertidumbre y crisis sanitaria toman protagonismo de nuevo en el Festival "Lo que viene" en una tercera y última jornada en la que el futuro de la industria audiovisual ha sido analizado desde el punto de vista de expertos en el sector técnico, de la comunicación y la distribución.

La industria audiovisual afronta una etapa de transición marcada por la incertidumbre que la crisis global de la covid-19 ha dejado a su paso tras obligar al cierre de salas de cine, la cancelación de los rodajes o el aplazamiento de festivales cinematográficos y televisivos.

La tercera edición del Festival "Lo que viene" en Tudela (Navarra), el primer evento del terreno audiovisual que logra ponerse en marcha tras la crisis del coronavirus con un modelo híbrido presencial-online, ha puesto en evidencia la difícil situación a la que se enfrenta la industria tras la pandemia y ha permitido conocer el punto de vista y las circunstancias en las que se encuentran los diferentes sectores que forman parte de ella.

Tras ofrecer una visión más institucional y un espíritu de reconstrucción y renovación del sector en una primera jornada marcada por la presencia de Beatriz Navas, directora general del ICAA, y Estela Artacho, presidenta de la Federación de Distribuidores Cinematográficos (Fedicine), la segunda dio voz a los festivales españoles, que afrontan la difícil decisión de aplazar, cancelar o rediseñar el evento aprovechando el modelo online.

Ha sido esta tercera y última jornada, en la que se presentan la película de Juanjo Moscardó "Amor en polvo" y el primer capítulo de "Albanta" -nueva serie de Atresmedia-, donde se ha puesto en valor la importancia del sector técnico (iluminación, efectos especiales) de la distribución, los premios, la comunicación y el marketing.

En una primera mesa redonda, en la que se han reunido profesionales de diferentes sectores técnicos, se ha dado continuidad a revisar los efectos de la crisis sanitaria, en este caso, valorando la situación y la posibilidad de llevar a cabo rodajes internacionales en España.

Con positivismo, Roberto Sacristán (Aluzine Rentals, presidente de ALÍA), Vanessa Ruiz Larrea (Deluxe), José Chorro (Drago Ficción, Grupo Secuoya) y Gonzalo Carrión (El Ranchito) han coincidido al afirmar que el futuro es incierto, pero "cargado de contenidos y proyectos".

"Lo que nos viene como sector audiovisual es sumamente bueno", ha afirmado Carrión, mientras Ruiz Larrea, desde el punto de vista de la postproducción, ha añadido: "Estamos surfeando en una nueva etapa. Nosotros, ya desde el mes de mayo, estamos presupuestando muchísimo contenido para el año que viene".

Ha sido Sacristán quien ha destacado el valor de los rodajes internacionales en España como reclamo turístico y de ayuda a otros sectores: "Podemos ayudar a otras industrias como es el turismo, porque los rodajes van a abundar por todo el territorio nacional".

En una segunda mesa redonda se ha planteado la cuestión de si realmente los premios, como los Goya o Feroz, influyen en la decisión de los espectadores de acudir a las salas de cine.

Dicha cuestión ha sido debatida por Nuria Costa (directora de los Premios Proyecta), Elena Vázquez (experta en comunicación de cine), Álvaro Carretero (director de Premios en Joshua Jason Public Relations) y Lidia Martínez (analista de negocio en Warner Bros. España), quienes han coincidido al afirmar que "sí influye", pero con matices.

Esos matices los ha ofrecido Núria Costa: "Por supuesto que influye, pero no es un sí rotundo. La comunicación que se genera a raíz de los premios es lo que hace que esa película tenga notoriedad y esté de nuevo en la mente del consumidor. El premio por si sólo no lo es todo, es todo lo que hay alrededor, la gestión de esa comunicación para que la gente lo conozca".

Finalmente, en una tercera y última mesa redonda se ha puesto foco en el terreno de la distribución donde José Antonio de Luna (Filmin), Ferrán Herranz (La Aventura Audiovisual), Pedro Balañá (Grup Balañá), Enrique Costa (Avalon) y María José Revaldería (directora general de Flixolé) han ofrecido su experiencia y visión en relación a la reapertura de los cines en este adverso contexto vital.

Entre los diferentes representantes de los distintos estadios o fases de explotación del producto audiovisual, son las palabras de Ferrán Herranz las que resumen tanto la reflexión final de dicho debate como la tónica general de todas las mesas redondas puestas en marcha en el festival.

"La situación del sector es de total incertidumbre hasta que sepamos qué pasa con los cines y a partir de ahí empezaremos a hacer planes. No podemos hacer planes a corto plazo pensando en que, de momento, los cines no existen", ha concluido Herranz.

Por Patricia Muñoz Sánchez