EFELos Ángeles (EE.UU.)

James Costos, embajador de EE.UU. en España durante el Gobierno de Barack Obama, continúa su papel como impulsor de las relaciones entre ambos países ahora desde Hollywood, donde estos días ha sido anfitrión de un encuentro que pretende acercar las oportunidades de España para la industria cinematográfica.

"España tiene mucho que ofrecer, posee los paisajes más diversos e impresionantes del mundo. Es un país con mucha creatividad, hospitalario y cuenta con destacadas infraestructuras y transportes", destacó este viernes Costos ante ejecutivos de las principales productoras estadounidenses.

Responsables de NBCUniversal, Disney/Fox, Paramount/Viacom, CBS, Sony, Focus Features, Legendary, A&E, WarnerMedia, Netflix, HBO y Amazon estuvieron presentes.

El papel de Costos como embajador honorario ha sido fundamental para la celebración en Los Ángeles (EE.UU.) de las jornadas "Shooting in Spain" ("Rueda en España"), que durante dos días han puesto en contacto a las principales compañías de EE.UU. y España para que estimulen sus colaboraciones.

A pesar de que el diplomático dejó su cargo de Madrid en 2017, el "romance" que vivió -como él describe- con España ha llevado a que apueste decididamente para que el país se convierta en un socio preferente de EE.UU. en la industria cinematográfica.

"Es un orgullo tener la posibilidad de seguir siendo embajador, un título que no se pierde", comentó al explicar su entusiasmo por la iniciativa.

Además de ser un gran conocedor de España, Costos también lo es del mundo audiovisual, pues fue uno de los principales ejecutivos de HBO antes de que recibiera el encargo diplomático de Obama en 2013.

En la sede de HBO, como parte de las jornadas, un grupo de representantes de las principales compañías españolas y estadounidenses mantuvo reuniones para potenciar los rodajes en España y también para que la industria española aproveche las oportunidades de California y el resto de Norteamérica.

El propio Costos mencionó el acierto que supuso para los estudios localizar varios escenarios de la exitosa "Game of Thrones" en ubicaciones de Andalucía y País Vasco, que aportaron autenticidad a la serie y también supusieron un impulso en el turismo.

Más allá de HBO, otro gigante de contenidos como Netflix se fijó en España para instalar su primer gran centro de producción en Europa, inaugurado en Madrid este mismo año.

"Las características de España también benefician a EE.UU.", sostuvo Costos sobre este interés de Hollywood por salir de su sede habitual y por el que muchos de sus ojos se posan sobre el país mediterráneo.

Para culminar su apoyo a la iniciativa, el embajador abrió las puertas de su casa para potenciar y celebrar la colaboración entre ambos países, con una recepción que contó con ejecutivos de los grandes estudios de Hollywood, un broche de oro que también puso a la gastronomía española y sus valorados vinos como representantes de altura.

Entre los asistentes acudieron el productor y director J.J. Abrams; Peter Chernin, expresidente de News Corp y Fox, actual jefe de The Chernin Group; Carolyn Strauss y Jay Roewe de HBO, responsables del éxito de la famosa serie "Game of Thrones"; así como Roger Birnbaum, expresidente de MGM y actual presidente de Spyglass Entertainmant y Chris Meledandri, director ejecutivo de Illumination Entertainment.

También estuvieron los productores Mike Medavoy, Jennifer Todd, Matt Tyrnauer, Michael Patrick King, Matti Leshem, Shonda Rhimes, Rob Reiner, Donna Roth, Tyler Mitchell, de Imagine Entertainment de Ron Howard, junto a Peter Frankfurt.

Además, compartieron encuentro con la delegación española Ryan Condal, el creador y escritor de la nueva precuela de "Game of Thrones" en HBO, así como el productor ejecutivo Vince Gerardis.

Asimismo, John Burnham, agente de Woody Allen, estuvo entre las muchas élites de Hollywood que asistieron a la recepción nocturna en la residencia de Costos.