EFEEl Alto (Bolivia)

Al ritmo de una alegre batucada y con danzas y mensajes pintados en tela, cerca de un centenar de jóvenes y activistas mostraron su arte en las calles de la ciudad boliviana de El Alto para dar un mensaje por una vida libre de violencia, sobre todo para las mujeres.

La caravana artística fue organizada por el proyecto LanzArte, de la institución Solidar Suiza, y se paseó por algunas calles aledañas a la estatal Universidad Pública de El Alto (UPEA) con consignas como "la vida con arte puede transformarte".

Un grupo de jóvenes disfrazados como muñecos gigantes y otros con zancos lideraron esta original movilización que también lució un mural pintado en tela que mostraba el rostro de una mujer y la leyenda "Libre de noche, libre de día".

Otros muchachos llevaban telas pintadas con mensajes que señalaban "Por un mundo sin violencia", "sentir libertad", "sin miedo, sin violencia" o "fortaleza en nuestra sororidad", mientras algunos iban bailando y otros hacían acrobacias.

La caravana terminó en una calle que se convirtió en un improvisado escenario para que los jóvenes hagan una presentación de danzas, baile urbano, teatro, "performances" y canciones, todo con temáticas alusivas a la vida libre de violencia.

"A través de este arte nosotros mostramos que podemos liberarnos de la violencia y también podemos expresarnos y sentir, tanto varones como mujeres", dijo a Efe Vania Menchaca, una de las participantes.

ARTE TRANSFORMADOR

Los protagonistas fueron jóvenes de 21 municipios bolivianos como El Alto, Achocalla, Caranavi, Chulumani, Llallagua y Machacamarca, entre otros, junto a artistas y gestores culturales de La Paz, Santa Cruz, Tarija, Sucre o San Ignacio de Moxos.

Chicos y chicas participaron en la víspera y durante la mañana en talleres artísticos en los que reflexionaron sobre la búsqueda de una vida sin violencia y plasmaron la temática en las piezas artísticas presentadas tras la caravana, explicó a Efe la responsable del proyecto LanzArte de Solidar Suiza, Cristina Tardío.

Con una trayectoria de 15 años, LanzArte aborda "desde la plataforma artística, el teatro, la danza, la poesía, el cine" asuntos que "son preocupación de los jóvenes, como la educación de calidad, la prevención de embarazos en adolescentes, una vida libre de violencia, el empleo digno, el cuidado del medioambiente", indicó Tardío.

En esta ocasión el tema elegido fue la vida libre de violencia y los jóvenes participantes en el proyecto hallaron en el arte "otra manera de protestar, pero también de proponer", dijo.

"Nuestra preocupación es que no estamos de acuerdo con la violencia, pero tenemos una propuesta, es una vida sin violencia y cada uno tiene un mensaje que quiere exponer a través del arte", agregó.

Según Tardío, no se trata de hacer "arte por arte", sino de hacer "un arte transformador, interpelador", que no se quede en el momento de ver o presentar la pieza artística.

En ese cometido, el proyecto tiene como aliados a actores locales como algunas autoridades municipales y docentes, con el fin de incidir desde otros espacios.

La representante mencionó como ejemplo el logro de que el municipio de Aiquile, en el centro del país, incluya en su planificación anual un presupuesto "para mejorar la educación en el distrito, pero también incorporar el tema de una vida sin violencia".

Gina Baldivieso