EFEMadrid

Ha realizado varias exposiciones, trabaja el arte de forma multidisciplinar y esta semana ha ganado el premio al talento emergente en la feria ARCO de Madrid por su obra en madera y textil “De dos cuerpos vengo”. Julia Huete es uno de los rostros emergentes del arte español.

“No me veo en una única disciplina. Me gusta mucho dibujar, pintar, y hace poco he empezado a trabajar la madera. Depende mucho de con qué me sienta más afín en el momento”, explica en una entrevista a Efe Julia Huete tras ganar el premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente en la feria ARCO.

Julia Huete (Ourense, 1990) siempre ha estado vinculada al mundo del arte. Estudió Bellas Artes en Pontevedra, y ha estado “en certámenes, concursos y alguna exposición de una forma u otra”. Desde hace dos años, la representa la galería Nordés, con quien ha hecho exposiciones como “Como un verde, Libro verde”.

Sus referencias en el mundo artístico “van cambiando”, y se decanta por sus coetáneos. “A veces te obsesionas con algún artista particular, pero creo que las referencias se alimentan de quien tienes cerca, de con quién dialogas, que en mi caso es gente de mi generación”, dice.

Para la obra “De dos cuerpos vengo”, que le ha valido el galardón como artista emergente, se inspiró en un lampás. “Es un tejido que podía observarse desde los dos lados, sin tener un reverso como tal”, apunta sobre estos objetos, destinados comúnmente a separar espacios.

“Se trata de un mismo cuerpo que está presente desde los dos lados, implica dos espacios, y también cuatro ojos que lo observan, dos de cada lado”, dice sobre la obra, una estructura realizada con dos pares de bastidores en madera de castaño sobre la que se tensan cuatro tejidos.

“El tejido es un material vivo. Te enfrentas a cambios según temperatura y humedad, esto puede ser positivo y también supone que el control de la obra a veces esta fuera de tus manos”, dice sobre el proyecto, que ideó el verano pasado y en el que ha trabajado desde septiembre a enero junto a casas de artesanos como Belategui Regueiro e Inés Rir.

Asegura que la pieza que le ha venido “muy bien para comprender el tejido, y trabajarlo más a fondo”, además de haber dado “un pequeño pasito hacia trabajar los volúmenes”, a los que asegura se dedicará a trabajar durante una temporada.

Huete era la más joven de los cinco finalistas candidatos a ganar este premio, y de cara al futuro se plantea seguir adelante con los textiles, en los que ha trabajando durante los últimos cinco años, además de seguir adelante realizando volúmenes en soportes como la madera.

El premio lo concibe como un punto de inflexión y con “mucha ilusión”, al igual que ver su obra emplazada en ARCO, tras ser seleccionada por un jurado integrado por personalidades del mundo del arte como Juan Antonio Álvarez Reyes, director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) o Manuel Segade, director del Centro de Arte Dos de Mayo en la Comunidad de Madrid (CA2M).

El futuro, se lo toma con calma, asimilando por el momento haber sido la ganadora. “Soy muy seguidora del trabajo de mis compañeros”, explica Huete, aun incrédula de poner su rostro a unas de las propuestas de arte emergentes en España.

María Muñoz Rivera.