EFESegovia

La tolerancia y la coexistencia son dos de las piezas que se repiten en gran parte de las obras del escritor británico Ken Follett y los dos elementos que harán que los políticos neofascistas fracasen y que el presidente estadounidense, Donald Trump, no construya el muro de separación, según el propio autor.

Con el Aula Magna de IE University abarrotada de oyentes, Ken Follett ha sido el conferenciante del día en el Hay Festival de Segovia y es que durante algo más de una hora ha cautivado la atención de sus lectores, interesados en conocer detalles del proceso creativo y de los personajes a los que da vida el reconocido escritor.

No obstante, también se ha referido a temas como la política y la religión, que dejan una fuerte impronta en una parte de sus obras, y ha dado una breve pincelada del momento actual para el que ha recomendado abogar por la coexistencia que, a su juicio, no sólo constituye "la mejor forma de vivir", sino también de "hacer dinero".

Asimismo, ha advertido a todos esos políticos "asustados" de su "fracaso", porque es imposible lograr una sociedad cien por cien blanca, cristiana y heterosexual, como algunos pretenden.

Al hilo de este asunto ha recordado que su último libro, "Una columna de fuego", no va de religión, sino que pretende reflexionar sobre la libertad y como el ser humano llegó a la situación de torturar y quemar vivos a sus semejantes.

Las historias de espías siempre han sido su debilidad, sin embargo, con los años Follett comprendió que resultaban más interesantes si esos entresijos se mezclaban con hechos históricos, hasta el punto de que un espía o sus descubrimientos pudieran cambiar el resultado de una batalla, una guerra o una revolución.

Por eso, ha reconocido que la novela que más problemas le ha ocasionado hasta la fecha ha sido "Los pilares de la Tierra", la primera en la que realmente comenzó a introducir la historia como parte de la trama.

También fue el primer relato largo, una obra indispensable de la literatura que tardó tres años y tres meses en escribir y para la que le costó más de un año averiguar cuál sería el final adecuado.

Afirma que, antes de comenzar a escribir un libro, planifica el guión de su historia, define a sus personajes y cada uno de los capítulos, porque es una persona a la que le gusta "planificar", además, de este modo evita que haya partes aburridas en las que el lector tenga el deseo de dejar el libro de lado.

La clave para identificar un buen libro es analizar las emociones que provoca en lector, por este motivo, Follett detalla que lo ideal es lograr que se enganche a la historia y que con el relato "su corazón lata más fuerte, se le llenen los ojos lágrimas, no consiga relajarse y el miedo invada su cuerpo en determinados momentos".