EFEGijón

El director Stephan Komandarev ha anunciado este viernes en el Festival Internacional de Cine de Gijón que cerrará la trilogía de la sociedad de Bulgaria postcomunista con una película sobre las penurias de los pensionistas.

El cineasta búlgaro ha dicho en un encuentro con la prensa que en su próximo largometraje enfocará su cámara hacia los pensionistas, que "están sufriendo un verdadero genocidio" al verse obligados a sobrevivir con menos de 300 euros al mes.

Komandarev ha presentado su última película "Rounds", que sigue la estela de "Destinos", al abordar la problemática social desde la perspectiva de un colectivo concreto.

Al igual que "Destinos", que narraba las experiencias de los taxistas, "Rounds" también cuenta lo que ocurre durante una noche en el recorrido de las patrullas de la Policía de Sofía, aunque esta última tiene "más humor negro y dramatismo" que su antecesora.

Komandarev ha retratado a una serie de personajes que encarna la picaresca nocturna y que va desde ladrones de lápidas para vender el mármol hasta policías que cambian de lugar un cadáver para que le toque a otra comisaría.

"No es una película de policías, sino de gente que esta metida dentro del uniforme de la Policía", ha explicado el director.

Para la realización del guipn, ha mantenido cientos de entrevistas con agentes de la Policía y desde el primer momento buscó configurar una historia realista y dramática, pero divertida a la vez.