EFEGranada

El Patronato de la Alhambra, cuyo personal ha inspeccionado en las últimas horas el conjunto monumental tras los terremotos de Granada, no ha detectado daños que comprometan su estabilidad estructural, salvo en las almenas que coronan la Torre de las Gallinas, que se van a apuntar.

Personal de este patronato, adscrito a la Consejería andaluza de Cultura y Patrimonio Histórico y encargado de gestionar el que ha sido históricamente el conjunto monumental más visitado de España, ya inició de madrugada un primer reconocimiento para determinar posibles daños en el monumento, sin que se detectara ninguna anomalía destacable.

Por indicación del Servicio de Jardines, sí se procedió a liberar presión al túnel del agua, para que desagüe al barranco de las Cañas, y se revisaron igualmente las tuberías de la ladera del Generalife, sin detectar ninguna rotura.

Durante esa inspección se detectó la presencia de algunas personas en el Bosque de la Alhambra, que habían evacuado domicilios cercanos y se habían trasladado a esta zona, de modo que el personal de Seguridad les informó de que no era una zona adecuada porque podían registrarse caídas de ramas por los movimientos sísmicos.

Con las primeras luces de este miércoles, los técnicos han hecho una nueva inspección visual más detallada de todo el conjunto monumental de la Alhambra y Generalife y sus bienes adscritos y, en esta, no se han detectado daños que comprometan la estabilidad estructural de los distintos elementos que integran las obras de construcción que lo componen, salvo en las almenas que coronan la Torre de las Gallinas.

Debido a esta situación, se ha ordenado el apuntalamiento de forma inminente de estas almenas que ocupan la zona norte de esta torre, que se encuentra fuera del itinerario de visita pública.

En la inspección visual de la Cuesta de los Chinos también se ha apreciado un aumento de fisuras paralelas al suelo y oquedades, por lo que, para evitar riesgo de derrumbes, se ha cerrado al paso peatonal hasta finalizar la evaluación completa.

Los técnicos del Patronato de la Alhambra y Generalife seguirán a lo largo del día con trabajos de inspección de forma más detallada y precisa para detectar posibles fisuras, grietas y anomalías, así como su evolución en las próximas fechas.

Tras estas evaluaciones iniciales, el Patronato de la Alhambra y Generalife informará en caso de novedades, ha detallado en el comunicado.

Por otra parte, el Arzobispado de Granada no ha recibido ninguna comunicación por posibles incidencias o anomalías en los bienes patrimoniales que gestiona, entre ellos la Catedral, la Capilla Real, donde se encuentra la tumba de los Reyes Católicos, el Monasterio de la Cartuja y la Abadía del Sacromonte.

En cualquier caso, las visitas turísticas a estos conocidos entornos patrimoniales ya estaban suspendidas desde hace semanas debido precisamente a los restricciones por la covid-19.