EFEMurcia

Hispania Nostra ha incluido entre los 800 monumentos españoles que corren el riesgo de desaparecer si no se actúa de inmediato al conjunto palaciego del Rey Lobo en el Castillejo de Monteagudo, emir de la taifa de Murcia en el siglo XII, entre denuncias de inacción y clientelismo por parte del director de las excavaciones desarrolladas en 2018 y 2019.

La almunia y el conjunto musulmán del Castillejo de Monteagudo, a pesar de encontrarse dentro de la delimitación del Sitio Histórico de Monteagudo- Cabezo de Torres, declarado BIC en 2004, presenta un mal estado de conservación y mantenimiento y falta de garantías suficientes y fondos para su recuperación, protección y puesta en valor, según esta asociación.

El palacio del Castillejo de Monteagudo, situado sobre un cerro poco elevado, formó parte de una amplia finca de recreo que disponía de un gran estanque o laguna artificial, equiparable a la gran alberca del Agdal de Marrakech (Marruecos), que se alimentaba de aportes irregulares, posiblemente de una rambla colindante, cuyo trazado es aún bien visible en el parcelario agrícola.

Gracias a las fuentes árabes, se sabes que fue la finca de recreo de Abû ‘Abd Allâh Muhammad ibn Sa’d Ibn Mardanišh, conocido en las fuentes cristianas como Rey Lobo, que, tras la caída de los almorávides, se hizo con el poder en 1147 y consolidó una importante taifa durante un periodo de casi un cuarto de siglo, convirtiendo a Murcia en su capital.

El Rey Lobo convirtió a Murcia en la capital de su estado y la transformó en una de las ciudades más importantes del Occidente musulmán, dotándola de un gran número de palacios y fortificaciones, entre los que destacan el complejo monumental de Monteagudo, el actual convento de Santa Clara La Real y las propias murallas de Murcia.

Considerada la Medina Azahara murciana, el director de las excavaciones efectuadas en 2018 y 2019 (30.000 euros de presupuesto) e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Julio Navarro Palazón, ha denunciado que lleva un año y medio sin avanzar por falta de fondos en el proyecto de la almunia.

Navarro, que fue director del Centro de Estudios Árabes y Arqueológicos Ibn Arabi del ayuntamiento de Murcia entre 1987 y 2001 y considerado uno de los mayores expertos en la investigación de Al-Andalus, ha asegurado que los responsables municipales le han confirmado que no hay dinero para seguir los trabajos en la almunia, situada a los pies del Castillejo.

Sin embargo, el pasado mes de febrero, el ayuntamiento de Murcia comenzó, con otra empresa distinta, la prospección y estudio geotécnico de la terraza inferior del castillejo de Monteagudo, financiado con el 1,5% Cultural.

Navarro ha censurado que el consistorio está haciendo una política "clientelar" en este asunto favoreciendo a otras empresas en lugar de dejar trabajar a la Escuela de Estudios Árabes de Granada (EEAG-CSIC), que él dirige y que estudia desde hace décadas el mundo musulmán en la península Ibérica.

Fuentes municipales han aclarado que Navarro y su equipo han hecho trabajos puntuales en la almunia, ubicada en un recinto de propiedad privada en el que no se puede destinar dinero público para su restauración y puesta en valor, aunque aseguran que están en negociaciones para comprársela a su propietario, mientras que el Castillejo ya ha sido adquirido por el consistorio.

En este contexto, el Gobierno regional presupuestó en 2019 un millón de euros para la recuperación del complejo arqueológico de Monteagudo, aunque en la Cuenta General de ese año se redujo a 30.333,80 euros esa partida. Además, el consistorio murciano recibió en 2018 de la comunidad 690.000 euros para este yacimiento.

El ayuntamiento de Murcia ha anunciado que tiene previsto poner en marcha un plan de recuperación y puesta en valor del conjunto arqueológico de Monteagudo-Cabezo de Torres, con 160 hectáreas de superficie y 150 enclaves históricos.