EFEMadrid

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ha elegido a la directora y guionista Arantxa Aguirre Carballeira académica de número por la sección de Nuevas Artes de la Imagen, a propuesta del musicólogo José Luis García del Busto, el fotohistoriador Publio López Mondéjar y la cineasta Josefina Molina.

Ayudante de dirección de Luis García Berlanga, Carlos Saura, Mario Camus, Basilio Martín Patino y Pedro Almodóvar, entre otros grandes directores de la cinematografía española, como directora cuenta con la dirección de catorce títulos, en su mayoría documentales sobre el mundo de la música y la danza.

Nacida en Madrid en 1965, es hija de la actriz Enriqueta Carballeira y del director de cine Javier Aguirre y doctora en Filología Hispánica, aunque ha desarrollado su trayectoria profesional en el ámbito de la creación artística y, particularmente, en el cine como directora y guionista

Es también autora de los libros "Buñuel, lector de Galdós" (Premio Pérez Galdós 2003) y "34 actores hablan de su oficio" (2008), secuela de su documental "Hécuba, un sueño de pasión".

Su primer largometraje fue "Un instante en la vida ajena" (2003), sobre las filmaciones realizadas en los años 50 y 60 por Madronita Andréu, trabajo con el que concurrió al Festival de Venecia y fue galardonado en los Premios Goya al Mejor Documental en 2004. Dos años más tarde filmó "Hécuba. Un sueño de pasión", proyectado en el Festival de San Sebastián y también nominado en los Goya.

En 2008 inició su fructífera relación con la danza, al realizar "Un ballet para el siglo XXI", distinguido como mejor documental internacional en el Festival de Cortometrajes de Santiago de Chile.

Siguió, en 2009, "El esfuerzo y el ánimo" (Le coeur et le courage), sobre el legado artístico del excepcional coreógrafo Maurice Béjart, y en 2010, "Béjart Ballet au Palais Garnier".

Al año siguiente hizo "Una americana en París", deliciosa película que narra el debut inesperado de una joven bailarina estadounidense en el estreno de un espectáculo en la Ópera Garnier de París, interpretando la coreografía de Béjart sobre los Movimientos para cuarteto, op. 5 de Anton Webern, trabajo premiado en 2012 en el Documenta Madrid y en el WOW Festival de Australia.

En años posteriores siguió realizando trabajos altamente artísticos como "La tournée en Chine: Gira por China", así como varias retransmisiones de ballet para la cadena francesa Mezzo TV.

El punto culminante de la expresión de la danza en el cine de Aguirre llegaría en 2016 con el excepcional "Dancing Beethoven", una obra de arte integral distinguida con numerosas nominaciones y premios, proyectada en salas comerciales de Alemania, Suiza, Japón y España.

El documental relata el complejo montaje de un espectáculo en Tokio sobre la versión danzada de la Novena Sinfonía de Beethoven por el Béjart Ballet de Laussane y el Ballet de Tokio, con música de la Orquesta Filarmónica de Israel dirigida por el maestro Zubin Metha.

La música forma parte consustancial del cine de Arantxa Aguirre, como testimonia el resto de su filmografía, con cintas como "Una rosa para Soler" (2014), sobre el Padre Antonio Soler, y su último trabajo "El amor y la muerte: historia de Enrique Granados", aplaudido en la Seminci de Valladolid en 2018 y en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (México).

Completan su filmografía un documental sobre Nuria Espert, filmado para el programa Imprescindibles de TVE y "La zarza de Moisés" (2017). En la actualidad, Aguirre ultima un documental sobre Zurbarán que supone su incursión en la historia de la pintura.