EFELogroño

La actual pandemia de la COVID-19 está demostrando, al menos en Europa, que los espacios culturales, en general, y los vinculados a las artes escénicas, en particular, son "absolutamente seguros", ya que, hasta la actualidad, no se han registrado contagios ni rebrotes asociados a eventos culturales en estos lugares.

Así lo ha defendido, en una entrevista con Efe, el director de Gestión de Teatros del Canal, de Madrid, Mariano de Paco, quien ha precisado que la actual situación sanitaria motivada por esta pandemia "ha obligado a todos los profesionales de la cultura a reestructurar, sobre todo, las formas de gestión".

"La cultura es absolutamente necesaria y hay que mantenerla como acerbo y como sector profesional", ha asegurado De Paco, en calidad, también de profesor del Máster de Gestión y Emprendimiento de Proyectos Culturales de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), donde imparte docencia en el Máster de Estudios Avanzados en Teatro.

Según sus datos, en la actualidad, "no hay contagio alguno que se pueda relacionar con un evento o acto cultural, debido a la reacción rápida que todo el sector cultural y de la gestión cultural ha tenido para preparar todos los protocolos orientados a conseguir que la cultura sea segura", como, además, figura en el lema cultural de la Comunidad de Madrid.

De Paco ha puesto como ejemplo a los Teatros del Canal, que fueron "unos de los primeros teatros públicos de Europa que reabrieron sus puertas, el pasado 17 de junio".

Desde entonces y hasta ahora, "han llegado a más de 120.000 asistentes en sus más de 700 actividades culturales desarrolladas en más de 140 municipios de Madrid, sin que haya habido contagio o rebrote porque las medidas se están aplicando a rajatabla", ha asegurado.

Los recintos culturales, ha asegurado, "están cumpliendo, con absoluta rigidez, todos los protocolos sanitarios necesarios que se exigen al resto de la sociedad -en cuanto a distancia de seguridad, mascarilla y normas de higiene- y, además, están cumpliendo el control de los aforos, que es fundamental".

En ese sentido, ha animado a la sociedad a defender los eventos culturales y la continuidad de todos los espacios relacionados con la cultura porque "se está demostrando que son lugares en los que las medidas de seguridad se guardan de una manera absolutamente estricta".

Además, "son espacios a los que el espectador acude a una actividad tranquila, basada en la observación de lo que ocurre en el escenario", y "lo hace sentado en una butaca, con su mascarilla y con la separación debida entre butacas, conforme al aforo establecido en el recinto".

Ha destacado "el comportamiento absolutamente ejemplar del público en el cumplimiento de las normas sanitarias y de los requisitos establecidos por los espacios culturales", de acuerdo con las directrices correspondientes a las que están obligados.

A ello se suma, ha indicado, "el comportamiento de todos los profesionales de las artes escénicas, que están poniendo su granito de arena para que este resultado de cero contagios y cero rebrotes sea así en lo que tiene que ver con la cultura".

Sobre la polémica de los aforos, que recientemente obligó al Teatro Real a suspender una función por las protestas del público, ha opinado que el coliseo cumplió con la normativa sanitaria, pero también hay que entender, desde el punto de vista humano, "la enorme presión a la que la ciudadanía está sometida por la propia pandemia".

"El público está compuesto por seres humanos y es normal que en algún momento uno pueda sentir que no está siendo protegido suficientemente. Eso es lógico y defendible, pero también hay que entender a la otra parte, en este caso al Teatro Real", ha dicho.

Para él, "esta pandemia está obligando a la reorganización de los eventos culturales" para no renunciar a la cultura, "algo tan necesario" en estos tiempos.

Según De Paco, esta reorganización en la gestión de eventos culturales parte de un tema logístico, casi previo, a la propia producción del evento, ya que "no es tanto qué vamos a hacer, sino cómo", en cuanto a los requisitos de cumplimiento de control de aforos, distancias de seguridad o presupuesto añadido a la implementación de las medidas sanitarias, entre otras medidas.

En su opinión, el reto al que se enfrenta actualmente este sector, "fuertemente golpeado" por esa pandemia, es "la supervivencia", reinventar la organización de eventos para no renunciar a la cultura, cumpliendo con todas las medidas y protocolos.

Pilar Mazo Gil