EFEBruselas

La artista española Bea Sarrias expone desde hoy en la capital belga su colección pictórica "Arquitectura en Transición", en la que destaca el manejo de luces y sombras en su visión del paisaje urbano.

La exposición está organizada en el antiguo taller del pintor belga Paul Artôt, una casa bruselense diseñada por el arquitecto y referente del "Art Nouveau" Paul Hamesse.

El objetivo de la exposición es "enseñar al público la evolución del estilo de Bea Sarrias", explicó a Efe una de las organizadoras de la exposición, Iciar Ormaechea, quien afirmó que "llevaba siguiendo su trabajo desde hacía mucho tiempo".

En este sentido, el otro organizador del evento, el holandés Martin Versnel, quien lleva años viviendo en la casa que sirvió de taller a Paul Artôt, subrayó que el trabajo de la artista española "es muy especial, tiene un estilo único y atrae a un público específico".

"Nuestro objetivo es salirnos de lo estrictamente comercial, creando nuestro propio estilo y dándole la oportunidad a los aristas emergentes como Bea de empezar en Europa y ¿dónde mejor que en Bruselas?", comentó Versnel.

Por su parte, la propia Bea Sarrias explicó que el nombre de su colección "Arquitectura en Transición" responde a la progresión de su estilo y añadió que "el arte es vida y que por tanto, está todo el rato evolucionando".

"Cuando empecé a pintar arquitectura, pintaba las casas de la burguesía catalana; ahora y sobre todo para esta exposición, me he abierto a la arquitectura internacional", explicó la artista.

Desde sus comienzos, Sarrias demostró su pasión por el arte y comentó que al ser la menor de siete hermanos, "la única forma de que estuviera tranquila era pintar y lo hacía a todas horas".

El realismo protagonizó el estilo de las primeras obras de la artista, aunque ella siempre tuvo "una fascinación por la luz" que pudo desarrollar profundamente cuando empezó hace diez años con la pintura arquitectónica, ya que "la arquitectura es la mejor manera para explicar la luz", según explicó Sarrias.

"La luz expresa ausencia, presencia, libertad, tranquilidad y muchos sentimientos. Para mí, mis cuadros son como una ventana que te transporta a otro lugar, tanto física como emocionalmente", aseguró Sarrias.

El proceso creativo de Bea Sarrias está dividido en dos etapas, antes de pintar, a la artista le gusta documentarse y hacer fotografías, con el objetivo de conocer la historia de la vivienda, lo que aseguró que le ayuda a "expresar la luz y los sentimientos".

"Normalmente pinto series de cuatro cuadros y puedo tardar unas dos semanas en decidir qué quiero pintar", afirmó Sarrias.

Asimismo, la artista indicó que está descubriendo nuevas disciplinas como la escultura y el vídeo, pero que quiere que estén relacionadas con la arquitectura, aunque "cuando te gusta el pincel, es un poco una obsesión", confesó.

"Todo artista siempre tiene una parte de inquietud, ya que desde la propia carrera se prueban todas las disciplinas y te defines hacia una cosa, aunque ya vengas un poco definido", explicó Sarrias.

Sarrias comentó que sus cuadros van dirigidos a todos los públicos pero que es cierto que tiene "una gran sintonía con los arquitectos".

Esta es la segunda vez que la artista española expone sus cuadros en Bruselas, ya que el pasado mes de enero tuvo la oportunidad de participar en una exposición conjunta en el mismo taller, lo que supuso "el despegue internacional" de su carrera, informó Bea Sarrias.

En junio también expondrá su colección de pinturas en Oslo (Galería Ramjord) y en Barcelona (Galerías Jordi Barnadas y Espacio en Blanco).

Elena Sánchez Nicolás