EFEMadrid

Quién haya visto "La lengua de las mariposas", de José Luis Cuerda, que este año cumple dos décadas de su estreno, tendrá grabadas en su retina la dignidad del profesor al que da vida Fernando Fernán Gómez y los últimos minutos de la cinta que sintetizan parte del mensaje que querían transmitir: emotividad.

"La lengua de las mariposas" nació -tal y como cuenta el escritor Alberto Úbeda-Portugués en el libro "José Luis Cuerda, ética de un corredor de fondo"- durante una comida en el restaurante Paradis de Madrid, cuando el productor Fernando Bovaira le pregunta a Cuerda si sería posible adaptar a la gran pantalla el cuento de Manuel Rivas del mismo título.

El director manchego (Albacete, 1947) asintió afirmativamente y, además, le propuso incorporar dos relatos más del escritor gallego, "Carmiña" y "Un saxo en la niebla", del libro "¿Qué me quieres, amor?", y se arriesgó a asegurar que a Rafael Azcona le podría gustar hacer la adaptación. De hecho, el propio Azcona había recomendado a Cuerda leer este libro.

Y así fue como, gracias al acuerdo entre Sogecine y Las Producciones del Escorpión, que dirigía Cuerda, de realizar conjuntamente tres películas (ya habían rodado dos de Alejandro Amenábar, "Abre los ojos" y "Los otros"), se ponía en marcha esta película que narra la relación entre un niño y su maestro durante el curso escolar que precede a la sublevación militar contra la Segunda República.

Moncho es un niño asmático de ocho años que tiene miedo de ir a la escuela porque ha escuchado que los maestros pegan a los estudiantes, pero el suyo, don Gregorio, no es así. Le enseña qué es un tilonorrinco, algunos poemas de Antonio Machado, que las patatas que come en casa las trajo Colón de América y por qué las mariposas tienen la lengua enroscada, como la cuerda de un reloj.

El guion de Azcona fue el único Goya que obtuvo la película en la XIV edición de estos premios que contó con 13 nominaciones porque, aunque, la película obtuvo una notable y favorable crítica y una recaudación de casi 7.800.000 euros (según datos de la web especializada Box Office Mojo) ese año se encontró con una firme rival, "Todo sobre mi madre" de Pedro Almodóvar.

Azcona utilizó como materia prima para crear el guion tres relatos de Manuel Rivas. El propio Rivas escribió en una edición del guion publicada en la Colección Espiral que "'La lengua de las mariposas' trata de dos aprendizajes que justifican la aventura humana: el aprendizaje del amor y el aprendizaje de la libertad".

"La película va de la laboriosa construcción de la frágil vida y de su violenta destrucción por la paranoia del poder totalitario. La lengua de las mariposas va de amor y libertad", añade Rivas.

Calificada por la crítica como la mejor película de José Luis Cuerda junto con la premiada "El bosque animado", para el director el éxito reside en lo que considera "el privilegio impagable" de haber unido en una misma obra a Manuel Rivas, Rafael Azcona y Fernando Fernán-Gómez, tal y como recuerda el libro Úbeda-Portugués.

Otro par de regalos que recibió Cuerda para llevar a cabo esta obra fue el constante apoyo del productor Fernando Bovaira y la composición musical de Alejandro Amenábar, autor de la banda sonora de la cinta que, por primera vez componía la música de una película no dirigida por él.

Veinte años después de su estreno -llegó a las salas el 24 de septiembre de 1999-, la película se ha convertido en un título imprescindible de la reciente historia del cine español.

Cuando se presentó en la sección oficial (fuera de concurso) del Festival de Sundance (EE.UU.), en enero de 2000, la crítica destacó la crudeza de una película que enseña una guerra civil entre dos bandos españoles sin mostrar violencia y belicismo alguno, pero sí la humillación, la cobardía, la indignidad o la traición que puede expresar el ser humano ante situaciones límite como esta contienda.

Y como Manuel Vázquez Montalbán dejó escrito nada más ver la película, "para las nuevas generaciones que deberían dar respuestas al desorden que les afecta, según códigos que solo a ellos pertenecen, 'La lengua de las mariposas' debería ser recomendada como un resumen de la tragedia y la epopeya de la España republicana".

Silvia García Herráez