EFETurín (Italia)

Cincuenta años después del conflicto que la motivó y en un contexto de necesidad similar, la llamada a la paz "Give Peace A Chance" de John Lennon ha dado inicio este sábado a la gran final de Eurovisión 2022 en Turín (Italia).

Ha sido con una interpretación escenificada desde la Piazza San Carlo, una de las postales más típicas de esta ciudad piamontesa al pie de los Alpes en la que el festival europeo recaló hace dos semanas para el inicio de sus ensayos en el Pala Olímpico.

En esa villa construida para sus Juegos de Invierno de 2006 ha retomado el testigo la cantante Laura Pausini, copresentadora del evento junto al también músico Mika y el "showman" Alessandro Cattalan, ante unas 8.000 personas con mascarilla que siguen con fervor el desarrollo del concurso.

Veinticinco países se disputan el codiciado micrófono de cristal, con Ucrania como favorita de las casas de apuestas desde el inicio de la invasión rusa y otros aspirantes que se mantienen fuertes en los vaticinios, como Reino Unido, Suecia, Italia y la cubanoespañola Chanel, que competirá en décima posición con el tema "SloMo".

Al final de las actuaciones a concurso está previsto asimismo que los espectadores disfruten de un popurrí de los éxitos de Maneskin y de las intervenciones de dos ganadores italianos del festival: la banda Maneskin, triunfadora de 2021, y la emblemática Gigliola Cinquetti, que interpretará "Non Ho L'Età" como en 1974.