EFEMadrid

La novela "Salvar el fuego", del escritor y cineasta mexicano Guillermo Arriaga, ha ganado el premio Alfaguara 2020, dotado con 158.000 euros, según el fallo del jurado, que ha destacado la intensidad y el "excepcional dinamismo" de esta historia de amor y violencia ambientada en el México actual.

Más de 600 manuscritos se han presentado esta XXIII edición del premio, que se concede a una obra inédita escrita en español, y que ha fallado un jurado presidido por el escritor mexicano Juan Villoro.

Arriaga ha escrito, según el jurado, "una historia de violencia en el México contemporáneo donde el amor y la redención aún son posibles".

El autor "se sirve tanto de una extraordinaria fuerza visual como de la recreación y reinvención del lenguaje coloquial para lograr una obra de inquietante verosimilitud. Los distintos planos narrativos tienen como hilo conductor el cuerpo humano, motivo de celebración y expuesto a numerosos excesos", indica el fallo del jurado.

"Toda mi obra es una reflexión sobre el amor", ha señalado el escritor en una videoconferencia desde el desierto mexicano, donde se encontraba al recibir la noticia del premio.

Arriaga ha explicado el carácter poliédrico de su novela que, ha asegurado, está escrita en primera, segunda y tercera persona y ha indicado cómo ha querido retratar a los personajes "en sus contradicciones y paradojas".

Una novela ambientada en dos Méxicos diferentes, que componen un país, ha indicado el escritor, donde "las instituciones están fallando", sobre todo las que imparten Justicia, como lo demuestra el hecho de que el 99 por ciento de los crímenes quedan impunes.

Una historia de amor "desigual e improbable", que ocurre en dos méxicos diferentes, el de las clases más protegidas y el de aquellos que viven al límite de la sociedad, ha destacado.

Arriaga ha confesado que comenzó a escribir esta novela "sin saber muy bien de qué trataba y sin tener claro cuál iba a ser el final". Además, para el mexicano, la escritura es algo más, es una "adicción"

De los originales presentados, 281 han sido remitidos desde España, 94 desde Argentina, 86 desde México, 57 desde Colombia, 32 desde Estados Unidos, 19 desde Chile, 18 desde Uruguay y 15 proceden de Perú.

La novela ganadora ha sido dada a conocer en una comida celebrada en el Casino de Madrid a la que ha asistido el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes y la directora general del Libro, María José Gálvez, además de numerosos escritores y otras personas relacionadas con el mundo de la cultura.

El jurado ha estado compuesto por las escritoras Laura Alcoba y Edurne Portela, el poeta Antonio Lucas, el librero Jesús Trueba y la directora editorial de Alfaguara, Pilar Reyes.

Según el presidente del jurado, la novela presenta un microcosmos carcelario, que es una metáfora de la sociedad que está fuera, junto a la historia de una mujer de éxito, con una familia feliz, una coreógrafa que encuentra en la relación con una persona que está en la cárcel la probable solución a sus problemas.

"Un contraste bronco entre dos Méxicos, el privilegiado y el del hampa, muy bien narrado, con cuatro planos narrativos y un lenguaje coloquial muy brillante", ha indicado Villoro.

Además de la dotación económica, el galardón consiste en una escultura de Martín Chirino y la publicación simultánea en todo el territorio de habla hispana de la novela ganadora, que llegará a las librerías el 19 de marzo. El anterior Premio Alfaguara de novela fue para "Mañana tendremos otros nombres", de Patricio Pron.

El premiado, con obra traducida en dieciocho idiomas, también es el autor de novelas como "Escuadrón Guillotina" (1991), "Un dulce olor a muerte" (1994), "El búfalo de la noche" (1999) y "El Salvaje" (2016), Premio Mazatlán de Literatura 2017 al mejor libro del año.