EFESan Sebastián

La octava edición de Diálogos de Cocina, el congreso que pone en contacto a chefs con especialistas de múltiples disciplinas, se celebrará a partir del 15 de marzo de manera virtual por la pandemia de la covid-19, que marca la situación de un sector gastronómico al que estas jornadas tratarán de insuflar "coraje".

El director general del Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega, el chef de Mugaritz y presidente de EuroToques, Andoni Luis Aduriz, y la coordinadora de Diálogos de Cocina, Sasha Correa, han presentado este jueves el congreso bianual en una rueda de prensa telemática.

"¿Cómo se restaura la restauración? ¿Cómo podemos mantener la mirada viva? ¿Cómo va a cambiar nuestra relación con el entorno? ¿Cómo vamos a alimentar el futuro? ¿Para qué sirve hoy el I+D? ¿Debemos ser indisciplinados para innovar? ¿Es posible liderar las cocinas según nuevos códigos?", son algunas de las preguntas a las que esta atípica edición de los Diálogos de Cocina tratarán de dar respuesta.

Las jornadas se prologarán durante dos semanas, entre el 15 y el 26 de marzo, en las que el mundo de la cocina se abrirá a la reflexión y el contacto con otras disciplinas, con el fin de "inyectar una buena dosis de creatividad, innovación, irreverencia, sensibilidad, sentido crítico y coraje en el sector gastronómico para que encare los desafíos a los que se enfrenta".

Para ello contará con la presencia de personalidades como el cantaor El Niño de Elche, el violinista Ara Malikian, la diseñadora holandesa Marije Vogeizang, el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, la investigadora Malena Martínez, los expertos en fermentación Arielle Johnson y David Zilber y la impulsora del Food For Soul Cristina Reni, entre otros.

Estas personas interactuarán con un elenco de grandes chefs internacionales entre los que destacan José Andrés, David Muñoz, Gastón Acurio, Francis Paniego, Daniela Soto-Innes, Alice Waters, Solange Muris, María Solivellas, Dan Barber, Jennifer Rodríguez, Michel Gras, Carlos García y el propio Andoni Luis Aduriz.

El congreso, ha explicado Correa, contará con ponencias y con talleres participativos que fomentarán la creatividad como fórmula para salir del "shock" en el que la pandemia ha sumido al sector de la gastronomía.

Habrá talleres de creatividad, de diversidad e incluso uno de "indisciplina", en el que participará, ha avanzado Aduriz, El Niño de Elche, como ejemplo de precursor de "conductas de riesgo".

"Somos producto de las decisiones más arriesgadas de nuestra especie", ha explicado el cocinero guipuzcoano, quien ha constatado que nos hemos vuelto "conservadores", por lo que resulta necesario acudir a ejemplos como El Niño de Elche, que "es muy divergente, puede parecer irreverente, no por molestar, sino por zarandear".

Por su parte, Aizega ha destacado que el congreso se adaptará a la situación sanitaria y aprovechará las ventajas de la "nueva realidad", ya que en este año "el auditorio es el mundo" y no se limitará a las cuatro paredes del salón de actos del Basque Culinary Center. "Creo que va a haber muchas personas conectadas compartiendo pasión, ideas y reflexiones", ha abundado.