EFEMadrid

La piratería digital bajó un 7% en España en 2020, lo que significa que se accedió a 5.239 millones de contenidos ilícitos sobre todo de música, libros y películas, los sectores más perjudicados por estas conductas ilegales que provocaron un perjuicio de más de 2.400 millones de euros.

Así se desprende del "Observatorio de la Piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2020", en el que se destaca un aumento del uso de redes sociales como medio para acceder a contenidos ilícitos (del 23% al 27%): Facebook (55%), Youtube (39%), Whatsapp (34%), Instagram (28%) Telegram (25%) o Twitter (24%).

Estos son algunos de los principales datos que recoge este informe elaborado por la consultora independiente GfK a petición de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos y que ha sido presentado hoy por el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, en el Museo Arqueológico Nacional.

Durante su intervención, el titular de Cultura ha dicho que pese a celebrar "unos buenos datos" de reducción de la piratería, ésta "no ha acabado y evoluciona". "Los verdaderos destinatarios de las obras y actividad de la cultura son los ciudadanos y por lo tanto sí se ven amenazados los creadores al final quien recibe las consecuencias de esa amenaza es la sociedad", ha añadido.

En este sentido, ha reconocido, hay que "regular mejor y tener normativas más protectoras" y para ello en 2023 se pondrá en marcha una oficina de derechos de autor para "dotar de más autonomía a la vigilancia de esos derechos y tener una cierta autonomía de gestión", una oficina que es una demanda histórica del sector.

Por su parte, Carlota Navarrete, directora de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, ha calificado de "buena noticia" el descenso de la piratería, pero ha pedido que nadie se "relaje".

Y lo ha pedido porque, según añade el informe del Observatorio de la piratería, el valor de dichos contenidos ilegales fue en 2020 de 30.892 millones de euros y el perjuicio para el sector alcanzó en 2020 los 2.416 millones de euros.

Unos datos que completa el texto con la información de que las arcas públicas dejaron de percibir 682 millones de euros el año pasado, una cifra que se eleva a los 5.340 millones desde 2012, y que podría haber creado 130.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

En cuanto al acceso a contenidos, durante 2020 se accedió ilícitamente a 2.036 millones de contenidos musicales, con un valor de mercado de 8.110 millones de euros; y el volumen de películas al que se accedió ilegalmente durante 2020 fue de 666 millones, cuyo valor en el mercado es de 6.026 millones de euros frente a los 6.283 de 2019.

Por su parte, fueron 581 millones de accesos ilegales a libros en internet, con un valor de mercado de 5.134 millones de euros. (240 millones de perjuicio); y el número de consumidores que accedió a contenidos ilícitos es del 33%, al igual que en 2019.

Asimismo, un 22% de usuarios accedió ilegalmente a series de televisión, lo que da 1.003 millones de contenidos consumidos ilícitamente durante 2020, dato que disminuye con respecto a 2019, donde el número de accesos consumidos fue de 1.068 millones. Y respecto a los videojuegos, fueron 379 millones los accesos ilegítimos durante 2020. El valor de estos productos alcanza los 8.603 millones de euros.

Entre los motivos que justifican este acceso ilícito a contenidos, según el informe, 4 de cada 10 consumidores afirman "no saber distinguir entre las plataformas legales/ilegales".

Aunque la edición presentada hoy pone de relieve que es la primera vez que se recoge que a 8 de cada 10 consumidores les ha parecido "importante" poder acceder a contenidos culturales y de entretenimiento durante el estado de alarma o que 6 de cada 10 consideran que los creadores e industrias culturales "son un sector estratégico para la economía y el empleo en nuestro país".

Respecto a la forma de acceso a contenidos ilegales, se evidencia un ligero descenso en el peso de los buscadores, al pasar del 62% al 58% registrado en 2019; y fue Google desde donde 9 de cada 10 accedió a contenidos piratas.

El Observatorio de la piratería, pone también de relieve que un 90% de las páginas desde las que se accedió a contenidos ilegales están financiadas; y de toda esa publicidad aumenta hasta el 51% la que corresponde a sitios de apuestas y juego online.

Asimismo, el documento pone de manifiesto que en un escenario sin piratería se podrían crear más 20.000 nuevos puestos de trabajo directos, lo que supondría un incremento del 24%, que más los indirectos supondría 130.318 empleos totales más.