EFEMadrid

La ganadora del León de Oro de Danza de la Bienal de Venecia, la madrileña María José Ribot "La Ribot" (1962), prepara para su estreno a mediados de agosto una nueva pieza, en la que, en su empeño de romper las costuras de todo lo preestablecido, explorará en la precariedad y la vulnerabilidad del ser humano.

La artista ha recibido la noticia de su León de Oro con cierto desconcierto porque la responsable de hacerlo, la directora de la sección de Danza, Marie Chouinard, "ha olvidado" anunciarlo y ha habido un momento que ha pensado que no se lo concedían: "estábamos todos en mi estudio esperando y no decían nada. ¡Qué rato de susto!", ha explicado en declaraciones a Efe.

Esta "artista indisciplinada" y "personalidad única en el mundo del arte coreográfico", como la han descrito más tarde los responsables de la Bienal, ha seguido la rueda de prensa acompañada de buena parte de su equipo desde Ginebra, donde reside desde hace 15 años.

En la Bienal, que está programada para el próximo mes de octubre, La Ribot, además de recibir su premio, ofrecerá "por última vez, aunque nunca se sabe", una de sus piezas más significativas, "Panoramix", una suerte de antología de un trabajo que empezó en los años 80 y una nueva "Anoher distinguée", perteneciente a la serie "Piezas distinguidas", que empezó a desarrollar en Londres en 1997 y de las que el Museo Reina Sofía tiene una.

"Panoramix", que hizo por primera vez hace 27 años, son tres horas de actuación en las que baila todas las piezas creadas en los noventa y que reactualizó en 2017 tras otra revisión que hizo en 2003.

En la que será su vuelta a los escenarios tras la crisis provocada por el coronavirus, La Ribot tiene previsto viajar en julio a Barcelona -Grec- y Madrid para hacer, "por fin", "Please, please, please", junto a Mathilde Monier y Tiago Rodrigues.

La Premio Nacional de Danza (2000) y Gran Premio Suizo de Danza (2019) estaba anunciada para el pasado mes de mayo en Teatros del Canal pero todo se tuvo que aplazar por la pandemia: "espero que esta vez sí pueda ser".

"Todo son planes porque certezas en estos momentos no tiene nadie con lo que ha pasado. Es todo raro y buena prueba de ello es la rueda de prensa de hoy", se ha reído la artista, "muy orgullosa" de compartir con "el muy prestigioso" compositor Luis de Pablo un galardón de "tanto peso" como este.

La Ribot ha hecho durante el confinamiento una pieza, para la galería Max Estrella, pero no es la cuarentena su motivo de creación más reciente, sino la precariedad en la que vive el hombre y en la que colabora un artista sudafricano, una obra que quiere estrenar en agosto en Ginebra.