EFEMadrid

La SGAE está a la espera de que el que fuera su expresidente Eduardo 'Teddy' Bautista decida si acepta entrar en la Junta directiva de la entidad después de el compositor Fernando Illán haya presentado su dimisión como miembro de esta junta.

Bautista, que presidió el Consejo de Dirección entre 1995 y 2011, hasta que la Guardia Civil le detuvo en el marco de la operación Saga, se presentó a las últimas elecciones de la entidad del pasado 26 de octubre, aunque no consiguió entrar en la Junta directiva por el colegio de Pequeño Derecho, al que pertenece.

Ahora, al dimitir Fernando Illán, le corresponde entrar al siguiente candidato de este colegio, que es Eduardo Bautista.

La SGAE ha cumplido ya con el trámite de notificar a Bautista la dimisión de Illán y ahora está a la espera de que conteste si acepta entrar en la directiva.

La dimisión se produce poco antes de la asamblea general de la SGAE que se celebrará el próximo lunes en la que se deben ratificar sus nuevos estatutos para responder a las exigencias de la Ley de Propiedad Intelectual.

Y poco después de que la Audiencia Nacional haya rechazado la intervención judicial temporal de la SGAE solicitada por el Ministerio de Cultura, así como la solicitud de remoción de sus órganos de representación, basándose en que no es competente.