EFEZamora

Morante de la Puebla, Daniel Luque y Alejandro Marcos salieron triunfadores en el concurso de ganaderías salmantinas celebrado este sábado en Zamora, en el que el toro "Parasolillo", de Loreto Charro, fue distinguido como el más bravo, y Alberto Sandoval y Juan Contreras como mejor picador y lidiador, respectivamente

La fórmula de la corrida concurso tuvo gran interés, con ejemplares de buena nota, destacando los de Castillejo de Huebra, Puerto de San Lorenzo y Pedraza de Yeltes, de ahí la polémica decisión del jurado al decantarse por el toro de Loreto Charro.

Puso el listón bien el alto el "murube" de Castillejo de Huebra, que hizo una gran pelea en varas: galopó, empujó con fijeza y la cara abajo en el peto. Morante dejó momentos muy bellos por ambos pitones, la primera parte sobre la diestra, posteriormente al natural con el astado abriéndose y con mayor recorrido por ese pitón. Sin embargo, la faena no terminó de tomar vuelo.

Con el cuarto, más anovillado por delante, del Puerto de San Lorenzo, fue un toro que cumplió en el peto y con el que no se terminó de encontrar cómodo Morante tras un principio de faena con sabor añejo. Trasteo con altibajos donde hubo momentos muy buenos y otros en los que le faltó limpieza ante un astado noble, bravo y de buena condición. Muy generoso el segundo trofeo

Daniel Luque recibió con encaje a la verónica al de Montalvo, el segundo de la tarde, ganando terreno a cada lance. Deslucido fue este toro en varas, tardo y escarbando. No ayudó tampoco el puyazo trasero que recibió y volatín que se cobró después.

Muy metido desde el comienzo de faena, Luque estuvo sobrado con el noble "montalvo" mientras duró. Como se suele decir, ve toro en todas partes, añadiendo frescura y vistosidad en un trasteo sin respiro. Mató de un estoconazo hasta la gamuza.

Tuvo cuajo y remate el quinto de Valdefresno, alto de agujas, de desigual empleo en el peto y que llegó con escaso recorrido al último tercio. Un arrimón se pegó Luque para robar las rácanas embestidas del animal

El salmantino Alejandro Marcos hizo un esfuerzo con el tercero de Loreto Charro, que se arrancó con alegría en los tres encuentros con el caballo. Alberto Sandoval ejecutó la suerte con gran pureza, moviendo la cabalgadura, aunque, eso sí, midiendo mucho el castigo.

El de Charro estaba justito y llegó a la muleta parado. Marcos tuvo que tirar mucho de él para firmar buenos pasajes al natural.

Con el que cerró plaza, un castaño con volumen y alto de agujas de Pedraza de Yeltes, pasó momentos de apuro en el capote. "Burretorato" embistió con todo en el caballo. Tras una eficaz lidia de El Víctor, Marcos inició la faena pegado a tablas, llevándolo a media altura por ambos pitones.

De fondo el pasodoble "Puerta grande" mientras el salmantino toreaba al natural, dándole distancian y dejando muletazos con sabor, echándole los vuelos y vaciando la embestida detrás de la cadera, aprovechando el recorrido y la boyante embestida del Pedraza. Por la derecha le costaba más tomarla y el joven charro se puso en la corta distancia en el epílogo de una faena de buen tono.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros, por este orden, de Castillejo de Huebra, bravo y galopando en varas, con fijeza y repetición en la muleta; Montalvo, manejable; Loreto Charro, de buen juego en varas pero parado en la muleta; Puerto de San Lorenzo, bravo y con mucho fondo; Valdefresno, deslucido y sin recorrido en la muleta; y Pedraza de Yeltes, espectacular en varas y de buen juego en la muleta.

Morante de la Puebla (gris perla y azabache): pinchazo y estocada caída (ovación); pinchazo y estocada desprendida (dos orejas).

Daniel Luque (azul azafata y oro): gran estocada (oreja); pinchazo y estocada (oreja).

Alejandro Marcos (azul cielo y oro): estocada (oreja); pinchazo y estocada (oreja).

La plaza registró algo menos de media plaza en tarde de temperatura veraniega.

Pepe Estévez