EFECeuta

La cantaora y compositora sevillana Rosario Guerrero "La Tremendita" ha lamentado que en la denominada nueva normalidad se están tomando "medidas muy injustas" que les están creando dificultades para subirse a los escenarios, a pesar de que se ha demostrado que la cultura es segura.

Rosario Guerrero (Triana, Sevilla, 1984) hizo un paréntesis en sus ensayos para atender a Efe antes de subirse al escenario del Teatro Revellín de Ceuta con motivo de su participación en la 49 edición del "Festival Flamenco", donde integra el cartel junto a la granadina Estrella Morente.

"No es normal que tengamos tan claro que una barra de pan tenemos que pagarla y la cultura no, lo cual no sé si es porque estamos acostumbrados o no es un trabajo, lo que está llevando a que lo tengamos muy complicado", se ha quejado.

Además, ha lamentado que en la vuelta a la normalidad "se estén tomando medidas muy injustas y fuera de lugar porque se está demostrando que la cultura es segura cien por cien, pero estamos teniendo dificultad para subirnos a un escenario y que no se cancelen los conciertos, lo cual es una barbaridad".

"Espero que tenga una pronta solución porque está demostrado que sin cultura no se puede vivir y que no hay contagio; se están llevando a cabo todas las medidas de seguridad que se requieren pero no sabemos cómo ni de qué manera no nos siguen tomando en cuenta y hay que ponerle ya una solución", ha lamentado.

La sevillana, que se describe como "flamenca por tradición, autora por vocación y artista por amor", ha reconocido estar en un buen momento profesional "con muchos cambios", y ha señalado que ha ido desarrollando sin complejos sus propias propuestas artísticas, apoyada en su faceta de instrumentista con su guitarra y su bajo eléctrico.

"De mí dicen de todo pero hago lo que siento como lo siento, sólo busco mi verdad y tratar de ser coherente conmigo y pasármelo muy bien. Algunos piensan que aporto aire fresco y eso es bienvenido", ha valorado.

Hija de José "El Tremendo" ha dejado claro a Efe que el confinamiento le ha servido "para hacerse más fuerte, restar importancia a muchas cosas a las que se la daba y para saber que la música es lo que tengo, me ayuda, me hace vivir y a lo que me agarro para sobrevivir".

Tras sacar al mercado "Delirium Tremens" (Universal, 2018), su cuarto álbum, ya tiene listo su quinto trabajo que aparecerá el próximo año y que se llama 'Tremenda' y se trata de "disco muy coherente con su momento artístico", ha confesado.

Su intención es que el disco esté en la primavera de 2021, aunque ha precisado que "si todo va bien y nos deja todo esto que está pasando, aunque antes dará algunas pinceladas", ha precisado a Efe.

Este próximo martes 29 de septiembre estrenará en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, dentro de la XXI Bienal Flamenca, el espectáculo de este disco.

"Voy a estrenar el espectáculo en la Bienal y estoy en un momento muy fuerte de ideas y creatividad que están pasando a mi alrededor. Jugar en casa siempre te pone de los nervios y con un proyecto nuevo, por lo que me entregaré en cuerpo y alma y tratar de disfrutar", ha asegurado.

Ha valorado participar en un festival consagrado como el de Ceuta "porque es una ciudad maravillosa y tenía muchas ganas de venir y subirme al escenario y el hecho de estar hoy en Ceuta y el martes en Sevilla es casi un milagro como está la cosa", ha asegurado.

Rafael Peña