EFEMadrid

La Unión de Actores y Actrices estima que la cuarentena artística derivada del coronavirus ha arrojado unas pérdidas de 6,8 millones de euros y un 23% de despidos entre los intérpretes, según una encuesta realizada a más de 1.500 profesionales.

Son pérdidas directas en salarios en el mes de marzo que irán aumentando exponencialmente a medida que se prolongue esta situación, advierte el sindicato en un informe difundido hoy.

El 76,52% de las personas consultadas pertenecen a las artes escénicas, frente al 23,48% de profesionales del sector audiovisual, por lo que la mayor parte de las pérdidas se dan en el sector teatral, 5,78 millones, frente a 1,1 millones del sector audiovisual.

El secretario general del sindicato, Iñaki Guevara, advierte de que estas pérdidas son "insostenibles" y pide al ministerio de Cultura que se adopten "medidas concretas" para paliar la situación del sector artístico en esta crisis.

Guevara asegura que se han visto obligados a realizar esta consulta "debido a la falta de contestación por parte de la patronal y a la ausencia de medidas específicas del Gobierno y del ministerio de Cultura", a diferencia de otros países como Italia, Francia o Portugal.

"En España se decretó el estado de alarma el pasado 16 de marzo y el Gobierno no ha tenido en consideración a los trabajadores de la cultura en las medidas adoptadas desde entonces", subraya.

En este sentido, la Unión recuerda que la intermitencia que caracteriza el trabajo de los artistas les impide acceder a las medidas de choque previstas por el Gobierno y menciona contratos por obra y servicio que no se han hecho efectivos o la falta de días cotizados para pedir la prestación de desempleo por esa intermitencia.

"Las medidas tomadas por el Gobierno son insuficientes y excluyentes, sirven para paliar algunos efectos que tiene esta difícil situación, pero no son válidos para todos los sectores; desde luego no lo son para el sector artístico", alerta el informe.

"No tiene sentido que la posibilidad de acceder a la prestación por desempleo sin reunir los periodos mínimos de cotización y sin afectar negativamente a la solicitud de futuras prestaciones que contempla el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, únicamente sea extensible a aquellos trabajadores que han visto suspendidos temporalmente sus contratos", añade.

De los trabajadores artísticos del teatro afectados por despidos o suspensiones temporales, el 55,13 % trabajaban para teatros privados, el 26,68 % en teatros públicos y el 18,19 % en salas de pequeño formato.

En el sector audiovisual, casi dos tercios de los casos (el 62,96 %) han sido en obras de ficción para televisión, el 29,63 en obras de cine y el 7,41 % en publicidad.

Aunque en ambos sectores el mayor porcentaje de afectados son suspensiones temporales de empleo -77,29% en teatro y 93% en audiovisual-, el sindicato advierte de que "muchos de los ERTE se acabarán convirtiendo en ERE".