EFEBarcelona

Amistad, amor y tragedia se abrazan en "Pluja d'estels", novela coral de la barcelonesa Laia Aguilar que ha ganado el premio Josep Pla de prosa en catalán con la historia de un grupo de cinco amigos, inmersos en un "naufragio personal", que se reencuentran años después de un accidente.

El libro, publicado por la editorial Destino, narra la "telaraña de relaciones" que envuelve a unos personajes "vulnerables" con "vivencias traumáticas" en común, según ha descrito Aguilar este miércoles en rueda de prensa.

Ambientada en una cala "idílica" del Cap de Creus, "Pluja d'estels" evidencia el contraste entre la belleza del entorno y los "silencios y vacíos" que oculta la aparente buena sintonía entre los amigos.

"Los personajes están muy ligados a la tiranía de la felicidad, les cuesta aceptar el dolor y huyen de sus propios sentimientos", ha detallado la autora, indicando que la acción de la novela se sitúa en un único día, que empieza en Barcelona y acaba con una lluvia de estrellas en Portlligat, en Cadaqués.

La historia, desplegada en 288 páginas, ofrece una trama "simplificada" dentro de una novela "corta, intensa y emocional", en palabras de Aguilar, quien ve en el filme "Verano 1993", de Carla Simón, un referente de "sencillez" y "gran emocionalidad".

El grupo de amigos de "Pluja d'estels", que se conocieron en la universidad, rondan ahora los 40 años, una edad "ecuador" que invita a hacer balance de "cómo va la vida".

"A los veinte años todo el mundo tiene sueños increíbles, de comerse el mundo, y llegas a los 40 y quizás no todo es como te lo esperabas", ha señalado Aguilar.

Este desencanto teje el telón de fondo de la novela, repleta de "miradas, cruces de piernas debajo de la mesa y mucho subtexto" entre unos personajes que "se engañan, se mienten y a la vez se quieren mucho".

"Nis es expansivo, se ríe de todo -describe la autora-, pero esconde un sentimiento profundo y una historia de amor no resuelta", mientras que Jon trabaja de tatuador en el barrio del Raval y se encuentra "atrapado" en una vida muy inestable.

Max y Mila son un matrimonio que "hace tiempo que no se encuentra" y vive "un conflicto en torno a la maternidad", y Olivia, el quinto personaje, actual pareja de Nis y la más joven del grupo, es la "mirada ingenua" que siente que no encaja entre los amigos.

"Todos han quedado marcados por la ausencia de Paula", que fue la mujer de Nis y hermana de Mila, un "personaje central" que "impregna" el entorno con su recuerdo.

La novela, narrada desde una visión "contenida", arroja cierta crítica al mundo audiovisual, "un poco irreflexivo", a juicio de Laia Aguilar, que compagina la escritura de libros con su trabajo de guionista para series de televisión.

"Los protagonistas del libro estudiaron Comunicación Audiovisual; querían ser unos cracks, pero no han tenido éxito", ha explicado la autora, quien sucede como ganadora del premio Josep Pla a escritores como Xavier Theros, Antoni Bassas y Marc Artigau.

"Pluja d'estels" es la primera novela para adultos que escribe Aguilar, quien viene de la literatura juvenil con obras como "Wolfgang (extraordinario)", ganadora del premio Carlemany en 2016, o "Juno", finalista este año del Premio Protagonista Jove y el Menjallibres.