EFEAlbacete

La localidad albaceteña de Ontur conmemora este sábado con diversas actividades el 75 aniversario del hallazgo de cinco muñecas romanas, articuladas, de hueso y ámbar, que constituyen un conjunto excepcional por su espléndido estado de conservación y que se exponen, de forma destacada, en una sala de arqueología del Museo de Albacete.

Las cinco muñecas romanas fueron descubiertas en 1946 por Joaquín Sánchez Jiménez, en la necrópolis del paraje 'Las Eras', al oeste de Ontur, en el transcurso de las obras de construcción de un grupo de viviendas conocidas como ‘Las casas baratas’, y desde entonces constituye uno de los conjuntos jugueteros más importantes de la época romana descubiertos en España.

Son cuatro muñecas fabricadas en hueso y una quinta en ámbar, articuladas, sexuadas y preparadas para vestir que, según los estudios de investigación arqueológica, pudieron pertenecer a una niña de una familia acomodada que tuvo la posibilidad de tener juguetes infantiles.

“Para el Museo de Albacete, este conjunto es uno de los hallazgos más excepcionales de cuantos tenemos en exposición”, asegura a Efe la conservadora Blanca Gamo, quien destaca, en primer lugar, lo poco habitual que ha sido a lo largo de los tiempos la aparición de este tipo de juguetes y, en segundo lugar, los materiales con los que fueron fabricados, tanto hueso como ámbar, ambos “muy perecederos” y “complicados de conservar”.

Las excavaciones en la necrópolis de Ontur se iniciaron el 7 de septiembre de 1946, tras realizar unas zanjas en 'Las Eras' donde iban a construir unas viviendas sociales de un nuevo barrio urbano, obras con las que salieron a la superficie restos humanos, placas de mármol, fragmentos de vidrio romano, algunos clavo de hierro y trozos de un sarcófago.

La campaña de excavación determinó que la necrópolis romana había sido alterada, al menos, una vez en época antigua, pues solo una sepultura, la que se viene conociendo como número 2, estaba intacta, mientras que otras habían sido abiertas y sus contenidos vertidos en una zanja.

Fue en esta sepultura, la número 2, tal y como recogió Joaquín Sánchez Jiménez en sus cuadernos de apuntes, donde los arqueólogos encontraron, entre huesos y objetos, desmembradas y fragmentadas, las cinco muñecas romanas realizadas en hueso y ámbar, algo infrecuente en aquella época en la que eran más habituales las muñecas de barro.

De acuerdo con los estudios realizados por Blanca Gamo, el cementerio romano en el que se halló este conjunto histórico puede datarse entre mediados del siglo IV y el V, época tardorromana que constituye un periodo histórico de gran interés para los investigadores.

“El conjunto es inusual por el número de unidades, ya que lo normal es que se halle una muñeca o fragmentos de esta”, explica la conservadora del Museo de Albacete, que hace hincapié en la importancia de la muñeca de ámbar, un material “que da mucho más valor al conjunto”, incluso que dos de las muñecas “lleven botas y un peinado que nos permite darle la cronología necesaria a la época”.

Las muñecas romanas aparecieron concretamente en un osario de la necrópolis de Ontur, que se estima que fue de larga duración, y junto a ellas también se hallaron otros juguetes de bronce y de vidrio, como pequeñas copas, lo que hace pensar que eran juguetes de una niña que formaba parte de las élites enriquecidas por las nuevas coyunturas económicas de aquellos siglos.

Desde el descubrimiento de las muñecas romanas de Ontur han sido múltiples las investigaciones, estudios y publicaciones en torno a estos juguetes, entre ellas, la de la arqueóloga Mar Zarzalejos, profesora de la UNED, en las que resalta el patrón compositivo de las cinco piezas, pues todas ellas presentan cabeza y tronco esculpidos en una sola pieza, mientras brazos y piernas son articulados mediante espigas y muescas.

Para el municipio de Ontur, además, las muñecas romanas son su emblema cultural por excelencia y así se deja notar a lo largo y ancho de su casco urbano, donde una de las glorietas de acceso reproduce a gran tamaño las cinco figuras, que en miniatura también se exhiben en el vestíbulo de la Casa Consistorial y protagonizan un mural en una de sus calles, promovido por la Asociación de Amigos de las Muñecas Romanas de Ontur.

A propósito del 75 aniversario de su hallazgo, el Ayuntamiento ha organizado para este sábado una intensa jornada con actividades culturales y tradicionales que podrían ser el punto de partida de una iniciativa anual para poner en valor este conjunto histórico e incentivar el turismo.

Es lo que pretende el alcalde, Jesús López, que considera que la celebración de estos 75 años puede ser el inicio de una conmemoración anual que se promueva como atractivo turístico con el fin de que “la gente venga a conocernos" y conozca la riqueza gastronómica y de alojamientos de la localidad.