EFEMálaga

Mujeres desnudas acompañadas a veces de elementos como calaveras, a las que miran como símbolo de la muerte, forman el universo del artista belga Dieter De Greef, que inaugura este viernes en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga su primera exposición individual en un museo.

Al mirar de frente a esas calaveras, las protagonistas de sus cuadros "conquistan el territorio de la muerte, son supervivientes", y al mismo tiempo "también miran al futuro, el futuro de todos, pero en un contexto amable y de serenidad", ha explicado el artista en la presentación de la exposición.

Su inspiración viene de Internet, donde obtiene imágenes de mujeres jóvenes y hermosas a las que quiere otorgar "otra vida y otra identidad", y a partir de las fotografías originales crea "un proceso propio y una fantasía".

De Greef desea ofrecer con sus obras "otro discurso en el que quepa la felicidad, el disfrute o el placer", porque considera que "el arte está a veces ligado con la depresión" y quiere que sus protagonistas "encuentren la felicidad".

Pese a lo explícito de algunos de sus desnudos, asegura que ha tenido "suerte" y por ahora no han sido censuradas sus publicaciones en Facebook o Instagram, y añade al respecto que él se limita a pintar y son estas redes sociales "las que deciden si quieren bloquear los contenidos", en cuyo caso "ellos son los que se lo pierden".

Precisamente, el comisario de la exposición, Fernando Francés, conoció la obra de De Greef primero a través de Instagram, lo que llevó a continuación a un encuentro de ambos en el estudio del artista en Bélgica.

Según Francés, "la innovación en la pintura ha sido un hecho recurrente en el CAC Málaga", un centro al que siempre le han "interesado los artistas que interpretaban la pintura desde un punto de vista nuevo y diferente".

En las obras de este artista hay "referencias al surrealismo, al expresionismo, al realismo, al arte popular, a la abstracción, al arte conceptual o al cómic", ha apuntado el comisario.

A De Greef "le interesa la mujer no solo desde lo físico, sino desde lo representativo, y al mismo tiempo habla de muchas cosas que acontecen en su interior", ha señalado Francés, que cree que la obra de este creador "aporta una visión diferente a la del resto de artistas belgas que han expuesto en el CAC Málaga, que aportaban una visión más fresca, de alejamiento de lo intelectual".

El comisario considera que la aportación de Dieter De Greef al arte "requiere un reconocimiento que quizás esté por llegar", pero se "congratula" de que el CAC Málaga "sea el primero".

La exposición recoge una veintena de obras realizadas desde 2018 expresamente para esta muestra, que destacan por el empleo de una paleta de colores saturada, sin llegar a ser chillona, en la que predominan colores como el amarillo, el naranja, el rojo, el ocre, el azul, el verde o el negro.