EFERedacción Cultura

Salvo en contados casos como el del Teatro Real de Madrid, la pandemia se cebó con la ópera y cerró las puertas de templos como La Scala de Milán, al que solo las bombas de la II Guerra Mundial habían silenciado previamente. Ahora vuelven, a tiempo para celebrar con más razones que nunca su día mundial.

Esta será la cuarta edición de una iniciativa que nació por el compromiso de la Asociación Ópera Europa (en la que el Real ocupa la vicepresidencia). "Este momento en que estamos todos unidos y en que debemos defender la cultura es el mejor para celebrarlo", señala a Efe Ignacio García-Belenguer, director general del coliseo operístico madrileño.

Precisamente este espacio acaba de cerrar un año glorioso en el que se alzó como el mejor teatro lírico del mundo (según los International Opera Awards) y en el que se situó a la cabeza de los pocos recintos que rehusaron frenar su actividad ante la pandemia.

"Era una necesidad: la cultura tenía que estar viva. Tenía que ser y ha sido segura y en hacerlo posible hemos contribuido los que hemos estado abiertos", opina García-Belenguer, "orgulloso" de haber sido el primero en abrir las puertas en el verano de 2020.

Con la covid-19 se consolidaron varias ideas: una, que la ópera debe llegar más allá de las paredes de sus teatros, por ejemplo, a través de tecnología como la de MyOperaPlayer, "el Youtube del Real", que permite alcanzar a más de 100.000 personas.

"Nosotros tenemos un espacio enorme, con casi 2.000 plazas, pero esto no tendría sentido si la ópera solo fuese para ellas", considera García-Belenguer, antes de señalar la segunda constatación que dejaron los confinamientos: "Que la música en vivo es lo mejor".

Por eso, la institución que dirige montará una gran carroza este lunes en la plaza de Ópera de Madrid con dos actuaciones a las 13 y a las 19 horas de solistas de su Orquesta Titular, que interpretarán el Cuarteto de Cuerdas nº 15 de Mozart y la suite "Música acuática" de Händel, en una versión para quinteto de metales.

"OPERA REBOOT"

En torno al lema "Opera Reboot (el regreso de los espectáculos)", otros teatros y temporadas líricos españoles se suman a las celebraciones de este día, escogido por ser el aniversario de los nacimientos de los compositores Georges Bizet y Johan Strauss II.

El Festival Castell de Peralada dará a través de su web un pase gratuito de la ópera "La Traviata", producción propia estrenada en 2019, mientras que el Teatro de la Maestranza de Sevilla ofrecerá un concierto en directo desde su azotea protagonizado por jóvenes talentos de la ciudad y el Teatro Echegaray de Málaga acogerá el recital "Voces en femenino", en el que María Rojas, María Calvo y María Luz Román interpretarán arias y dúos de celebres autores.

DE LONDRES A MILÁN

Entre los grandes recintos del mundo que han decidido reabrir y celebrar este día se encuentra también la Royal Opera House de Londres, que estrenará el 25 de octubre el tour "Stages and Cells of Covent Garden". Este permite al visitante indagar en la historia más fantasmagórica de Covent Garden, descubriendo algunos de los fantasmas más célebres del teatro y de Bow Street.

Además, a las 11,30 de la mañana (hora local) se podrá acceder al escenario principal para presenciar ensayos desde el auditorio. El teatro cuenta también para ese día en su programación "online" los siguientes espectáculos, que podrán seguirse en "streaming": "The Magic Flute", "Jenufa" y "Insights: Storytelling in Opera".

En Italia, a principios de octubre se eliminaron las limitaciones de público en cines y teatros, por lo que La Scala de Milán ofrece actualmente entradas de "Il Barbiere di Siviglia" de Gioachino Rossini para un aforo completo.

"La primera semana fue una gran fiesta con cuatro noches completamente agotadas y las señales provenientes de las suscripciones para la próxima temporada son muy alentadoras", dijeron a Efe fuentes del teatro.

Esa temporada se abrirá con público el 7 de diciembre con su esperada "Prima", después de que el año pasado tuviera que ser sustituida por un concierto a puerta cerrada y retransmitida por televisión, una cancelación que no se producía desde la Segunda Guerra Mundial, cuando el edificio fue reducido a cenizas por las bombas.

TALENTO EMERGENTE

Tres serán los pilares de la oferta de este Día Mundial: ópera verde, igualdad de oportunidades y visibilidad del talento emergente, en el que se centrará la Ópera de Viena con publicaciones en sus redes sociales de vídeos realizados por la escuela de canto para niños, la academia de ballet y el Opernstudio, un programa para jóvenes artistas.

La Ópera de París, la más importante, no tiene nada previsto, pero la Opera Comique sí hará un "streaming" con la soprano belga Jodie Devos, quien hará de guía y anfitriona para mostrar el trabajo de esa institución y varios de sus artistas.

En Nueva York el Met Opera tiene previsto publicar un vídeo para celebrar el Día Mundial de la Ópera con el que recordará los mejores momentos de la institución, así como su histórico regreso tras la pandemia el pasado 28 de septiembre, que marcó la primera vez que se interpretaba en la institución una obra compuesta por un afroamericano.

Por otro lado, el 26 de octubre vuelve al Met Ópera la icónica comedia "Die Meistersinger Von Nürnberg", de Wagner, que supone el regreso a la ópera neoyorquina tras 25 años de ausencia del director de orquesta Antonio Pappano, director musical del London Royal Opera.

Información elaborada con la participación de las delegaciones de la Agencia EFE en Londres, Roma, Viena, París y Nueva York.

Javier Herrero