EFEMadrid

Tras la idealización inherente a artistas de calado como los grandes escritores de la primera mitad del siglo XX había personas, intimidad y pensamientos furtivos, un mosaico emocional sobre el que construye otro relato de aquella España "El abrecartas", la última ópera de Luis de Pablo que llegará "post mortem" al Teatro Real.

Iniciada en 2010 y concluida en 2015 a partir de la novela del mismo nombre de Vicente Molina Foix, autor asimismo del libreto de esta producción, por unos pocos meses el afamado compositor bilbaíno no podrá asistir al estreno absoluto y mundial de esta obra, que tendrá lugar el próximo 16 de febrero y que hasta el día 26 contará en total con seis funciones.

"Es la historia de un país que se divide en un momento dado y da lugar a las dos Españas y, a la vez, trata de 10 vidas humanas, los españoles de aquel tiempo a los que la Guerra Civil y sus secuelas, como el exilio, les cambió la vida", ha explicado el escritor catalán, presente hoy en la rueda de prensa, tras relatar la llamada de Luis de Pablo para teatralizar personalmente su compleja novela.

En el texto original, que fue Premio Nacional de Narrativa 2007, cartas, notas, informes policiales y documentos acercan el relato de una decena de personajes ficticios y reales, entre ellos Federico García Lorca, Vicente Aleixandre y Miguel Hernández, que comparten el mismo mundo tenebroso e inquietante que les obliga a ocultar pensamientos, sentimientos y pulsiones sexuales.

"No es una biografía de estos personajes, figuras intocables de nuestra cultura, sino acercamientos que los humanizan y nos ofrecen aspectos no recogibles por la historia", ha insistido Xavier Albertí, el director de escena.

Así, ha añadido, nos encontramos ante un Lorca que aporta "una forma de entender la nocturnidad, la privacidad y el epentismo", que es el código que se inventó y compartió con otros artistas homosexuales de la Generación del 27 para hablar de las relaciones entre hombres cuando "aún ciertas palabras no tenían la presencia que tienen en la colectividad que tienen hoy".

Para Albertí, ahí radica la "voluntad ideológica" de esta obra, que es una oportuna "reflexión para la gente joven": "Si no hay coordenadas para que la identidad personal se pueda desarrollar, una identidad no solo ideológica, sino también psicoafectiva, sexual, etéctera, el amor está abocado a generar destrucción".

En palabras del propio Luis de Pablo, recogidas en un vídeo que se ha reproducido durante la charla con la prensa, es "El abrecartas" una ópera "extraordinariamente distinta de las que haya podido hacer", con "un humor agridulce muchas veces" y, sobre todo, "un tono casi casi erótico".

"De hecho, yo creo que tomó distancia para ver la obra completa de un flash, hasta la escena final, porque se nota cómo ese último dúo amoroso del final, su énfasis erótico, fue una inspiración en toda la obra", ha considerado Fabián Panisello, que debutará en el Teatro Real al frente de un elenco de 11 solistas, del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y de los Pequeños Cantores de la JORCAM.

En su opinión, la partitura es un ejemplo de "una posmodernidad nada afectada" que incluye motete, pasodoble y un chorinho brasileño, "como un paisaje estilístico para ilustrar el mundo en el que vivían", con predominancia de los tonos graves y un texto muy recitativo que se comprende sin necesidad de leerlo, "lo cual es otro hallazgo".

"No es compendio de otras cosas, sino un salto hacia delante", ha subrayado Panisello, algo en lo que ha coincidido con Molina Foix: "La escribió en su momento más pleno de creación, como demuestra que siguiera trabajando posteriormente en otras piezas magníficas".

Un reparto de cantantes españoles dará vida a los personajes: los tenores Airam Hernández (García Lorca), José Manuel Montero (Rafael), Mikeldi Atxlandabaso (Alfonso) y Jorge Rodríguez-Norton (Andrés Acero); los barítonos Borja Quiza (Aleixandre), José Antonio López (Miguel Hernández) y Vicenç Esteve (Ramiro); las mezzosopranos Ana Ibarra (Salvador / Setefilla) y Laura Vila (Sombra).

Completan el elenco el bajo David Sánchez (como Eugenio D'Ors) y el contratenor Gabriel Díaz (comisario).

Además de las funciones y las diversas actividades paralelas en la Residencia de Estudiantes y la Fundación SGAE, el 3 de marzo el Teatro Real rendirá homenaje a partir de las 12 horas al propio Luis de Pablo, así como a los otros dos grandes compositores españoles fallecidos el pasado año, Cristóbal Halffter y Antón García Abril.

Por Javier Herrero.