EFELos Ángeles (EE.UU.)

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), organizadora de los Globos de Oro, ha aprobado este jueves una serie de reformas para mejorar su reputación, tras las acusaciones de corrupción y falta de diversidad.

Los 84 miembros que aún forman parte de la agrupación perderán su plaza y tendrán que volver a concurrir en un proceso de selección al que podrán presentarse otros periodistas. Será el primer proceso abierto que la HFPA organiza en años, ya que hasta ahora evitaba las incorporaciones a pesar de que muchos de sus integrantes estaban jubilados.

La cadena NBC, que en mayo canceló la gala de 2022, ha dado el visto bueno a los cambios, pero no confirma que esté interesada en retransmitir de nuevo la entrega de premios.

"Nos alienta la aprobación de los estatutos enmendados. Esto marca un paso positivo hacia adelante y señala la voluntad de la HFPA de hacer el trabajo necesario para un cambio significativo", ha manifestado un portavoz de la emisora.

La NBC, que retransmitía los Globos de Oro desde 1996, decidió no retransmitir la ceremonia de 2022 después de que un centenar de firmas de publicidad, a ambos lados del Atlántico, anunciaran un boicot al que se sumaron pesos pesados de Hollywood como los estudios Warner Bros., Netflix y Amazon Studios.

El terremoto llegó después de que se intensificaran las denuncias contra la HFPA por prácticas de dudosa ética entre sus miembros, que se aprovechaban de viajes y otras oportunidades promocionales ofrecidas por los estudios de Hollywood e impedían el trabajo a otros periodistas de fuera de la organización.

Pero la gota que colmó el vaso fue que, en pleno año de concienciación sobre el racismo en Estados Unidos, la asociación no tenía ninguna persona negra en sus filas.

Por eso, la HFPA intentará valorar la "diversidad, igualdad e inclusión" en el proceso de selección, que llevará a cabo un comité en el que habrá cinco personas externas a la agrupación. Después, se votará a una nueva junta directiva.

Asimismo, las nuevas normas prohibirán que su miembros acepten regalos, viajes o cualquier detalle que pueda crear un conflicto de interés con los Globos de Oro, y no podrán participar en actividades promocionales durante los meses de votación de los premios.

Sin embargo, de momento, ninguna otra cadena se ha interesado por retransmitir una ceremonia que, hasta este año, competía en audiencia con los Óscar y ahora tiene el futuro en el aire.