EFEValladolid

La obra del fotógrafo de artistas de cine Sam Lévin se puede contemplar por primera vez en España gracias a las setenta fotografías recogidas en la exposición "Iconos del cine", un homenaje al retratista ucraniano que invita al visitante a hacer un recorrido histórico por el cine europeo y americano.

La muestra recoge algunas de las imágenes más famosas del artista, que son las que captó en los platós franceses en las décadas de los años treinta, cuarenta y cincuenta del pasado siglo.

El director de cine Jean Renoir aparece en dos de las instantáneas de la exposición, una de ellas tomada durante el rodaje de "La Bête humaine" (La bestia humana) en 1938, y es que fueron varios los realizadores franceses los que requirieron a Lévin para sus rodajes con el objetivo de que dejara constancia de las jornadas de rodaje.

"Era muy importante para ellos la presencia de Lévin en el rodaje para que plasmara lo que ahora se conoce como el 'making of' de una película y para destacar la importancia de la puesta en escena", ha relatado durante la inauguración la comisaria de la exposición, Marisa Oropesa.

La comisaria ha indicado que se han seleccionado setenta imágenes que dibujan un recorrido histórico por el cine y por la iconografía del espectáculo de la época en la que vivió el fotógrafo y que son un reflejo de los "iconos" de la historia del cine.

Oropesa ha destacado el tratamiento de la luz en los retratos y la belleza de las fotografías en blanco y negro de Sam Lévin, a las que ha calificado de "caravagiescas".

Retratos en blanco y negro y en color de actores como Alain Delon, Burt Lancaster, Sophia Loren, Ava Gadner, Brigitte Bardot o Catherine Deneuve y directores como Orson Welles y Federico Fellini aparecen también en la exposición, que cuenta también con seis pantallas en las que se proyectarán fragmentos de películas en cuyos rodajes participó Sam Lévin.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el fotógrafo continuó su trabajo con realizadores de prestigio internacional y traspasó las fronteras francesas colaborando con estudios cinematográficos importantes como Cinecittà y la Metro Goldwyn Mayer.

Lévin participó en los rodajes de hasta cincuenta películas hasta 1955 y su actividad como retratista se prolongó hasta 1985, dejando una obra que ha podido verse en el MoMa de Nueva York o en el festival de cine de Cannes, entre otros espacios.

La muestra ha sido producida por el Jeu de Paumme de París con la colaboración del Ministerio de Cultura francés, que conserva los fondos y archivos de Sam Lévin.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha acudido también a la inauguración, en la que ha destacado que se trata de una exposición única", que coincide además con la 60 Semana Internacional de Cine de la ciudad (Seminci).