EFEMadrid

"Los jefes", el primer libro de relatos de Mario Vargas Llosa, que es el inicio del adolescente que luego se convertiría en Premio Nobel de Literatura, se publica en la versión definitiva que el autor fijó en 1980 y, por primera vez, en una edición con un cuerpo amplio y completo de notas a pie de página.

Publicado por la editorial Verbum, este título sale a la calle, cuando Mario Vargas Llosa es uno de los protagonistas del mes, ya que acaba de sacar nueva novela "Cinco esquinas" (Alfaguara) y está a punto de celebrar su 80 cumpleaños, el próximo día 28 .

Así, la editorial Verbum publica también ahora, y junto con "Los jefes", otro libro que es ya un clásico de la literatura, "Los cachorros" (1967), que se reedita en una edición de Ángel Esteban y Yannelys Aparicio, también en una edición crítica con estudio introductorio y una guía de lectura.

"Los cachorros" es la tercera novela del escritor peruano y fue escrita en 1967 en París. En ella es donde el autor comienza a retratar con mirada crítica a la sociedad limeña y donde está presente la nostalgia por la inocencia perdida.

El relato está dividido en seis capítulos y retrata el paso de la infancia a la madurez de un grupo de chicos de la alta sociedad limeña, en los que su protagonista, Pichula Cuéllar, que de niño es atacado y castrado por el perro de su colegio, va pasando por todas las fases de la vida, infancia, adolescencia, juventud y madurez.

Por otra lado, su primer libro, "Los jefes", como dice el estudio preliminar del libro se remonta a la historia de las primeras letras de Mario Vargas Llosa, de 1951 al 1952, "al filo de sus quince o dieciséis años".

Primero colabora en el periódico "La Crónica", luego va a vivir a Piura y trabaja en otro diario "La Industria", y sus experiencias en el colegio de aquella ciudad del norte serán las más tempranas inspiraciones para sus relatos, "Los jefes", que publica en España donde en aquel momento disfrutaba una beca de estudios.

El libro recoge las opiniones del propio Premio Nobel sobre este libro. "Los seis cuentos de 'Los jefes' son un puñado de sobrevivientes de los muchos que escribí y rompí cuando era estudiante en Lima, entre 1953 y 1957. No valen gran cosa, pero les tengo cariño porque me recuerdan esos años difíciles en los que, pese a que la literatura era lo que más me importaba en el mundo, no me pasaba por la cabeza que algún día sería, de veras, escritor.

Cuentos que son, como dice el estudio, los antecedentes para la construcción de sus obras maestras".