EFEMadrid

Técnicos temporales del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) salen a las calles a protestar por la reciente Oferta de Empleo Público, de la que quedan excluidos al no poseer la titulación que se exige desde la última cuadratura. “Somos más de 500 personas que tras años de trabajo nos quedamos en la calle”.

“Es injusto que gente que llevamos quince o veinte años trabajando nos quedemos fuera porque metan un itinerario formativo que no se corresponde con las funciones que se realizan”, dice a Efe María Peinado, técnica de maquinaria durante la congregación en la madrileña plaza de Chueca.

La plataforma de técnicos afectados por la O.E.P de 2018 se moviliza contra las titulaciones exigidas por Función Pública, que dejan fuera a cientos de trabajadores temporales que se manifiestan en una congregación que ha recorrido desde la plaza de Chueca hasta el Teatro María Guerrero.

“Todos los trabajadores temporales que cubrimos puestos estructurales, es decir unas 500 personas que rotamos en la bolsa de empleo, nos quedamos sin acceso a la mayor bolsa de empleo público de la historia del Inaem”, desgrana Peinado sobre la situación, ante la que el Ministerio, según detalla, “modificará las bases de cara al año que viene”.

Una medida que según coinciden técnicos de diferentes sectores es “insuficiente”, ya que desconocen la fecha de la próxima convocatoria, que podría demorarse en el tiempo “un año o quizás tres”, y que paraliza la situación laboral de estos trabajadores. “Ahora mucha gente nos quedamos fuera de acceso a bolsas temporales, que ocupará gente sin experiencia”, indica.

“Mi primer contrato con Inaem es de 2001, he hecho todos los cursos que he podido, y hay gente que tiene carreras universitarias relacionadas con las artes escénicas. Pero todos nos quedamos fuera”, explica a efe Juan José Larriba, técnico de sastrería sobre la situación de este sector.

Para Arturo Sánchez Martínez, técnico de iluminación, el requisito llega sin previo aviso ni margen de maniobra. “Tras quince años en procesos y bolsas sacan este requisito de la nada y sin previo aviso”, comenta el técnico, de cuyo sector se quedan fuera “más de ochenta personas".

“Si realmente fuese algo que tuviera que ver con el teatro abogaría por ello, pero nos piden una Formación Profesional que no tiene nada que ver con nuestro trabajo”, incide de cara a esta reforma, a la que plantan cara exigiendo una paralización de la oposición sin esperar a una próxima convocatoria.

La manifestación es la segunda tras la realizada el 11 de septiembre, a la que seguirá de cerca una próxima el día 23 en la que se exigirá una modificación en los requisitos de acceso a la convocatoria, una moratoria real y pactada y la creación de un itinerario formativo acorde con las funciones desempeñadas.

Hasta ahora, las protestas han contado con el apoyo de diferentes asociaciones sindicales del sector como CCOO de Teatros Canal, CGT Madrid o Solidaridad Obrera, e invitan a diferentes profesionales del sector a secundar esta propuesta, que a largo plazo “afectará también a otras ramas del sector”.