EFEMadrid

Mucho más madura y cargada de verdad. En su cuarta temporada, la historia de amor de Luisita y Amelia (personajes nacidos en "Amar es para siempre") continúa creciendo, y "#Luimelia" se consolida como una serie con vida propia, con más capítulos y de mayor duración.

Tras el éxito de sus tres primeras entregas, que incluso han despertado un fuerte interés internacional, especialmente en algunos países de Latinoamérica, la serie vuelve este domingo a Atresplayer Premium con renovadas tramas y la incorporación de nuevos personajes.

"Antes teníamos capítulos de 10 minutos, pero ahora van a durar 30, algo que no solo va a dar riqueza a nuestros personajes y más chicha, sino que ampliará nuestro universo", declara a EFE Carol Rovira, la actriz que da vida a Amelia. Esta temporada, añade, "va a ser mucho más madura y de verdad".

Una opinión que respalda Paula Usero, quien se mete en la piel de Luisita: "Las nuevas tramas no solo se centran en Luisita y Amelia, la historia de los personajes secundarios va a evolucionar y a desarrollarse por sí sola, algo que a nosotras también nos da un respiro, ya que antes salíamos en todas las escenas. Ahora tenemos la oportunidad de ver otras tramas con perspectiva", agrega.

La cuarta temporada -de ocho episodios- muestra una nueva etapa en la vida de Luisita y Amelia. Ambas se acaban de comprar un piso, pero eso no significa que la conversación sobre el matrimonio haya quedado aparcada. Esta vez parecen tenerlo todo bajo control, pero un obstáculo llamado José Antonio (Francesco Carril) está a punto de dinamitar sus planes de vida.

Llega el momento de improvisar y para eso cuentan con la ayuda de sus amigos Sergi (Roi Méndez) y Ana (Ariana Martínez). Por su parte, María (Lucía Martín) se ha instalado en casa de sus padres, mientras Nacho (Jonás Berami) y Marina (Alba Gutiérrez) han seguido adelante con su relación, planteándose algo más que un futuro juntos.

De esta manera tan singular, la vida de estas chicas comienza a transcurrir fuera de lo esperado, alejadas de los idílicos planes que habían imaginado.

Luisita se esforzará por conseguir un buen trabajo con el que pagar las facturas –y la hipoteca–, y Amelia tendrá que enfrentarse a su propia familia, haciendo lo posible para sobrevivir al caos que últimamente gobierna sus vidas.

"Va a haber mucho caos. En el primer capítulo va a suceder algo que hace que todos nuestros planes se derrumben como un castillo de arena, pero las chicas tienen que seguir hacia delante y buscar nuevas maneras de conseguir su objetivo. Pero, en resumen, va a ser una temporada movidita", avanza Rovira entre risas.

Otra de las novedades que incluye esta nueva entrega es que por primera vez se va a conocer a la familia de Amelia. "Es muy bonito porque esto va a alimentar a este personaje y te va a dar pistas de por qué ella es como es y los traumas que tiene. Se va a entender por qué para Amelia conseguir sus objetivos y ser exitosa es muy importante", recalca la actriz.

De la serie, creada por Borja González Santaolalla y Diana Rojo, que nació como un "spin-off" de la vespertina diaria "Amar es para siempre", sus protagonistas dicen que no esperaban "que fuera a llegar tan lejos", pero que "es bonito".

"Nos podíamos imaginar que iba a tener dos temporadas, aunque existía una posibilidad loca de hacer más -apunta Rovira-, y cuando nos llega la noticia de la renovación por dos temporadas más fue genial. Ahora no sabemos qué pasará".

Por su parte, Usero, que el pasado enero compitió por el Goya a la mejor actriz revelación por "La boda de Rosa", declara que esta serie "es muy especial".

"Es la primera protagonizada por mujeres que cuentan una historia de amor lésbico real, con lo bueno y con lo malo. Creo que es una joyita que no se puede echar a perder y todos somos muy conscientes de que tienen que seguir conservándola", opina.

Silvia García Herráez